Nace 8000, el vino más singular de Marqués de Burgos.

Apenas 8000 cepas han hecho posible que este nuevo reto de Marqués de Burgos, el  proyecto de Bodegas LAN en la Ribera del Duero, sea una realidad.

8000
8000, el vino más singular de Marqués de Burgos

8000 Marqués de Burgos, nombrado así como tributo a las 8000 cepas de las que nace, es el resultado de una rigurosa selección de tres pequeñas parcelas en ladera con orientación sur,  ubicadas en la localidad burgalesa de Quintana del Pidio. En esta zona privilegiada de la Denominación de Origen se respetó el tamaño original de sus parcelas, frente a otras zonas donde se realizó concentración parcelaria, por lo que aún existen pequeñas propiedades de cepas centenarias, en las que todos los trabajos se siguen haciendo manualmente. Estas cepas de Tempranillo viven en suelos pedregosos y poco fértiles sometidas a rigurosas temperaturas y grandes diferencias térmicas entre la noche y el día.

La imagen de la botella refleja la singular personalidad de este vino premium. Se ha diseñado una etiqueta especial para esta edición limitada, protagonizada por la ilustración de un globo, que vuela por el cielo en una búsqueda incesante del mejor viñedo de la zona. Este relato quiere enfatizar así la importancia de las 8000 cepas centenarias que se han encontrado y seleccionado para elaborar este vino único. La espectacular etiqueta, con predominio de tonos verdosos y ocres y con el nombre del vino estampado en oro, descansa en una botella de gran elegancia y carácter.

Nota de cata      

Color picota muy intenso, profundo, casi opaco.

Aromas muy penetrantes y de gran complejidad, entre los que destacan las notas de frutas roja entremezcladas con flores blancas y, especialmente, aromas de violeta. También aparecen toques dulzones, mentolados, de pimienta y bosque bajo.

Es un vino maduro, con elegancia natural. Amplio, potente, con taninos redondos y envolventes perfectamente integrados.

De gran persistencia y expresividad en boca.

P.V.P.: 29 €