Bodegas Perfer.

Imagen de Bodegas Perfer
Imagen de Bodegas Perfer

Uno de los lugares más complicados para hacer vino es la Indicación Geográfica Protegida (IGP) Desierto de Almería. Hemos ido hasta allí para conocer cómo se elabora vino en condiciones climáticas tan difíciles: escasas lluvias, enorme insolación y oscilaciones térmicas extremas. Sólo hay una bodega que se atreve a afrontar tales dificultades. Se llama Bodegas Perfer y se ubica en el término municipal de Uleila del Campo. Tal iniciativa se debe a Juan Pérez, una persona emprendedora, vital e innovadora. Su valioso esfuerzo permite preservar el patrimonio vinícola y dar a conocer al mundo las características de una zona con buenas posibilidades a nivel cualitativo.

Imagen de los viñedos de la IGP. Desierto de Almería. Bodegas Perfer
Imagen de los viñedos de la IGP. Desierto de Almería. Bodegas Perfer

A partir del análisis que vamos a realizar de Bodegas Perfer –la única elaboradora- vamos a juzgar la potencialidad de esta zona desconocida para muchos de nosotros. Para comenzar vamos a concretar algún detalle más sobre la IGP Desierto de Almería para darnos idea del reto que supone elaborar vino en este lugar:

  • El clima se caracteriza por lluvias casi nulas e irregulares que no alcanzan los 300 litros por metro cuadrado al año. Juan Pérez nos explica que la viña sufre muchísimo: “llueve ahora y no va a llover más hasta el año que viene”. Sin embargo, en abril de 2015 – en contraste con lo que es habitual-,  todavía la tierra está húmeda.
  • El número de horas de sol anuales supera las 3000.
  • Las oscilaciones térmicas no pueden ser mayores que las que aquí se encuentran, oscilan entre -5º y 48º centígrados.
  • La temperatura media se sitúa sobre los 17º C.

Bodegas Perfer dispone de suelos arcillosos y calizos. El viñedo antiguamente era propiedad de la familia de Juan Pérez, posteriormente se vendió y años después tuvieron la oportunidad de recuperarlo. La media de edad de las vides se sitúa entre 10 y 12 años. La evolución de las plantas va adelantada respecto a la gran mayoría de las zonas españolas de producción en unos quince-veinte días. No obstante, a pesar de lo que acabamos de señalar, la fecha de la vendimia es similar a la de otras zonas de Almería -septiembre-inicios de octubre.

Foto de Juan Pérez, gerente de Bodegas Perfer
Fot de Juan Pérez, gerente de Bodegas Perfer

La viticultura se puede considerar cercana a la ecológica ya que no hay necesidad de emplear productos químicos. Juan Pérez nos dice que sólo echa azufre a la viña y que no emplea herbicidas.

Bodegas Perfer utiliza para la elaboración de sus vinos blancos la uva  airén y emplea las tintas tempranillo, cabernet sauvignon, merlot y garnacha. Algunas de ellas son foráneas lo cual podría hacer pensar que el vino será similar al de muchos lugares pero el suelo y el clima de la IGP. Desierto de Almería transforman las características de todas las variedades: “difícilmente se podría afinar en una cata a ciegas cuáles son”. Es cierto, el tempranillo o el cabernet no tienen nada que ver con lo que dan de sí en La Rioja o en Burdeos.

Las variedades de uva tinta que mejor se adaptan son la garnacha, el tempranillo y la cabernet sauvignon. No hay grandes diferencias entre añadas cuando se emplean las anteriores pero si las hay con la merlot debido a que la variación climática extrema afecta a esta variedad bordelesa.

Para construir la bodega se basó en las construcciones riojanas.  Las instalaciones de vinificación y crianza son funcionales posibilitando realizar con comodidad las tareas necesarias para la elaboración. Todo está muy limpio y ordenado. Parte de las instalaciones están bajo tierra lo que permite una mayor estabilidad de la temperatura en una zona cuyo clima es tan extremo. Cada una de las estancias dispone de control de temperatura y humedad. Además cuenta con una tienda en la que pueden adquirirse sus vinos y los productos típicos de Almería.

Cuando empezó a vinificar Juan Pérez empleaba ácido tartárico y levaduras pero afortunadamente desde hace años ha dejado de hacerlo. Intenta intervenir lo menos posible en el vino.

Imagen de Bodegas Perfer: Sala de Barricas
Imagen de Bodegas Perfer: Sala de Barricas

Las barricas que se utilizan en Bodegas Perfer apenas llevan un tostado suave con el fin de conservar la fruta. El propietario considera que el roble americano le va muy bien al tipo de vino que le gusta hacer. Un vino goloso, impactante, que sea apreciado con facilidad por los aficionados al vino y por los que no lo son.

En la segunda parte de esta entrada valoraremos el potencial de la IGP. Desierto de Almería a partir de los vinos elaborados por la única bodega existente en la misma.