Cata de Vinos. Distintos tipos de cata

Imagen cata de vinos Mas de Sella. Ejemplo de cata divulgativa
Imagen cata de vinos Mas de Sella. Ejemplo de cata divulgativa

En la sección “método de cata” de vinosdiferentes.com hablamos del método y ficha de cata que empleamos y definimos la cata de vinos como el procedimiento de estudio de las características de un vino con el fin de valorarlo. El fin es la valoración y no la descripción aunque muchas veces esto no parece ser tenido suficientemente en cuenta en muchas de las que leemos ya sea en medios digitales o en papel. No obstante, a efectos de formación de catadores o meramente divulgativos pueden realizarse catas descriptivas.

Tres elementos son necesarios en toda cata de vinos:

  • Un conjunto de vinos.
  • Un criterio de agrupamiento.
  • Un objetivo o finalidad.

En función de cómo se relacionen estos elementos surgen los distintos tipos de cata de vinos.

El conjunto o número de vinos a catar variará en función de si éstos se tragan o si se escupen. Entre 7 y 12 puede ser adecuado si los catadores son expertos e ingieren los vinos. Para catadores novatos el número máximo no debiera sobrepasar los 5-6 en el caso de que se ingieran. Si los vinos se escupen es posible mantener la atención y degustar entre 50 y 100 vinos en función de experiencia e incluso más.

Imagen de cata de vinos. Ejemplo de cata de autor: "Los vinos de Envínate"
Imagen de cata de vinos. Ejemplo de cata de autor: “Los vinos de Envínate”

El criterio de agrupamiento es otro factor fundamental y que está estrechamente unido a la finalidad de la cata. En función del mismo podemos distinguir los distintos tipos de cata:

Horizontal. Si la agrupación es de una sola añada, por ejemplo, vinos blancos del 2012, Burdeos del 2005, vinos jóvenes del 2014, etc.

Vertical. Se prueba un vino en concreto a lo largo de distintas añadas, por ejemplo, el vino de la Ribera del Duero “Alión” desde la añada del 2000 al 2007.

Zonal o de región. Pueden catarse vinos de Francia, Burdeos, La Rioja, etc. Esta agrupación es de las más usuales.

Por tipo de vino: es posible organizar catas de espumosos, generosos, blancos, tintos, rosados, jóvenes, etc.

Mixtas. Se pueden agrupar vinos de distintos tipos o zonas, por ejemplo, “blancos, tintos y espumosos de Borgoña”.

De Autor. Es posible hacer una degustación sobre los vinos de Michel Rolland, Raúl Pérez o Alejandro Fernández. Cada vez la personalidad del elaborador tiene más influencia en los vinos.

Imagen cata de vinos. Agrupamiento por tipo de vino: Generosos jerezanos
Imagen cata de vinos. Agrupamiento por tipo de vino: Generosos jerezanos

El elemento más importante es el propósito u objetivo –estrechamente relacionado con el anterior- que nos lleva a organizar una cata. En función de la meta a perseguir podemos considerar los siguientes tipos de degustación:

Catas didácticas. Para formar a los catadores o al público interesado que acude a las escuelas de cata y otros centros educativos –academias, cámaras de comercio, asociaciones culturales, universidades, etc.-.

Catas divulgativas. Para dar a conocer los vinos de una determinada bodega o región. Los organizadores de estas cata de vinos suelen ser los consejos de las denominaciones de origen, bodegas que desean presentar sus productos e incluso los medios de comunicación.

Catas de examen. Podemos distinguir los dos subtipos siguientes:

a) Catas-concurso de vinos. En las que los vinos compiten con el fin de que les sea otorgado un premio o distinción. Por ejemplo, el premio Bacchus.

b) Catas-concurso de Catadores. Se realizan para seleccionar al mejor catador en un determinado certamen. En nuestro país cabe destacar el Premio Internacional de Cata por parejas de Vila Viniteca. Se realizan a ciegas con el fin de que haya que demostrar todos los conocimientos que se poseen.

Catas valorativas. En función de lo que queramos valorar llevaremos a cabo uno u otro tipo de agrupamiento. Por ejemplo, si queremos valorar una añada realizaremos una cata horizontal, si pretendemos observar la calidad de un vino en distintos años haríamos un agrupamiento vertical, etc. También podemos incluir aquí las que se programen para elaborar una guía de vinos, al igual que en las catas-concurso deben realizarse a ciegas con el fin de minimizar la subjetividad de los catadores.

Catas orientadas a la obtención de un vino. Las realizan los elaboradores en las bodegas. Por ejemplo, en Champagne la casa Krug prueba cientos de vinos de diferentes viñedos y añadas con el fin de obtener la mezcla correcta que permita obtener su “Grand Cuvée”. En muchas de las regiones vinícolas españolas se vinifican por separado las parcelas o las distintas variedades y se realizan las mezclas para obtener el vino final.

Para finalizar esta entrada sobre la cata de vinos, decir que todavía no agotamos todos los tipos que pueden realizarse. Baste decir que entre catadores ya expertos muchas veces se realizan de forma lúdica catas sin un criterio de agrupamiento o sin que se plantee un objetivo concreto. No obstante, en toda cata de vinos seria deben de establecerse previamente y con claridad los elementos que aquí hemos comentado: número de vinos, criterio de agrupamiento y objetivo o meta.

Cata de vinos, animate.