La D.O. Somontano en los cielos de Nueva York.

Uno de los rooftops más emblemáticos de la ciudad fue el escenario del evento insignia de la campaña #thinkwinely que promociona los vinos de Somontano en EE.UU.

La D.O. Somontano en los cielos de Nueva York
La D.O. Somontano en los cielos de Nueva York

Los vinos de Somontano celebraron anoche en la ciudad de Nueva York un evento por todo lo alto, y nunca mejor dicho.

La azotea del Northern Territory, en Brooklyn, uno de los rooftops de referencia de la ciudad, y que cuenta con espectaculares vistas al skyline de Manhattan, fue el escenario del evento Somontano #thinkwinely, que la velada principal de la campaña que la DO Somontano está realizando en Nueva York por segundo año consecutivo.

La D.O. Somontano en los cielos de Nueva York
La D.O. Somontano en los cielos de Nueva York

El concierto de Emmy the Great, una de las artistas más respetadas del panorama indie de Estados Unidos, fue el acto central de una tarde en la que los asistentes pudieron catar los vinos de las bodegas participantes en la campaña: Viñas del Vero, Enate, Pirineos, Sommos y Batán de Salas..

Los vinos causaron una magnífica impresión entre los asistentes. Novelistas, autores teatrales, chefs, músicos, actores, productores musicales, en total, más de 200 personas que forman parte de la vida cultural y de las artes de la escena neoyorquina.

La D.O. Somontano en los cielos de Nueva York
La D.O. Somontano en los cielos de Nueva York

Maridaje de vino, música y tapas y Nueva York

Además de la magnífica selección de vinos de Somontano, incluyendo blancos, tintos y rosados, los asistentes pudieron degustar una selección de las tapas diseñadas por el chef oscense Mateo Sierra, y que la DO Somontano recogió en el libro A Foodie’s Guide to #Thinkwinely, que publicó en EEUU el año pasado.

La D.O. Somontano en los cielos de Nueva York
La D.O. Somontano en los cielos de Nueva York

El resultado de esta segunda edición de Somontano #thinkwinely fue inigualable: los vinos de Somontano, que siguen penetrando su marca en el mercado norteamericano, la música, y las tapas, todo ello con el atardecer sobre Manhattan de fondo.