Conti Dagostino. Amarone Della Valpolicella 2006

Conti Dagostino Amarone della Valpolicella 2006
Conti Dagostino Amarone della Valpolicella 2006

El Amarone della Valpolicella es un vino tinto italiano de postre seco producido exclusivamente en la zona de la Valpolicella -provincia de Verona-. La uva se recoge en octubre y debe estar en perfectas condiciones sanitarias. Se pone a secar sobre esteras o se cuelga en estancias con buena aireación para evitar el desarrollo de podredumbre. Este proceso dura en torno a 100 días. La pérdida de líquido durante este periodo es aproximadamente de un 40%: La fermentación tiene lugar el mes de febrero posterior a la vendimia. Los amarone son tintos concentrados de color rojo oscuro, con bastante cuerpo y alto grado alcohólico -suelen superar los 15º-. La longevidad de estos vinos es magnífica, pudiendo mantenerse en perfecto estado durante décadas.

La casa Conti Dagostino se ubica en Valdobbiadene. Produce vinos en la zona noreste de Italia. También elaboran aceto balsámico de Módena, aceite de oliva y Grappa. No es uno de los productores destacados de Amarone della Valpolicella pero sus vinos son siempre de calidad y fieles a la tradición.

Conti Dagostino Amarone Della Valpolicella 2006 es un vino licoroso que recomendamos tomar solo o acompañar por quesos potentes.

Tipo de vino: Tinto con crianza.

Bodega: Conti Dagostino.

Región: Piamonte (Italia)

Variedades: 45% corvina, 35% rondinella, 15% molinara y 5% otras.

Fase visual: Rojo oscuro casi negro, brillante, capa alta y lágrima abundante y muy densa.

Fase olfativa: Intensidad media-alta. En la botella que hemos catado no fue necesaria la decantación, aunque ciertamente se benefició de la aireación. Inicialmente fueron dominantes los aromas a fruta pasa, después se incrementaron las notas mentoladas y la madera. Asimismo, son importantes las sensaciones de chocolate amargo, pomelo y regaliz.

Fase gustativa: En boca es muy superior a lo que muestra en nariz. Está dotado de una gran estructura. Es contundente pero la integración del alcohol es excelente. Hace honor a su nombre “Amarone” ya que en la boca domina el amargor. Es una sensación muy agradable, si bien, es difícil que guste a los aficionados más neófitos. Pura suavidad, auténtico terciopelo, muy sabroso y largo. Persiten sus notas de fruta pasa y el mentol muchos minutos después de haber sido ingerido.

Puntuación: 92/100 (sobresaliente).