Cosecheros de Ribeiro (I)

Imagen. Algunas de las elaboraciones más destacadas de los Cosecheros de Ribeiro.

Imagen. Algunas de las elaboraciones más destacadas de los Cosecheros de Ribeiro.

La Denominación de Origen Ribeiro es  una de las más antiguas de nuestro país. Está situada en los valles formados por los ríos Miño, Avia y Arnoia, en el noroeste de la provincia de Ourense, cuenta con más de 2.600 hectáreas distribuidas por los municipios de Arnoia, Beade, Boborás, Carballeda de Avia, Carballiño, Castrelo de Miño, Cenlle, Cortegada, Leiro, Ourense, Punxín, Ribadavia, San Amaro y Toén. En ella nos encontramos con el curioso caso de los Cosecheros de Ribeiro. A estos excelentes viticultores vamos a dedicar dos entradas aunque daría para muchas más.

Los Cosecheros de Ribeiro están de vuelta de todo y  viven el vino con pasión. Y la “pasión” es el elemento esencial para hacer un vino “grande”. En vinosdiferentes.com consideramos que los blancos de Ribeiro se encuentran entre los mejores de España. Tienen aroma y boca a la vez, algo que no encontramos en buena parte de los blancos de las Rías Baixas, Monterrei, Rueda, La Rioja y Cataluña.

Los Cosecheros de Ribeiro tienen una producción tan pequeña que no pueden tomar el vino como un medio para enriquecerse, lo cual es necesario cuando se pretende alcanzar la calidad. Una cosa es “vivir del vino” y otra “forrarse con el vino”.

Las dos características defitorias de estos Cosecheros de Ribeiro son las siguientes:
– Sólo elaboran vinos cuyas uvas provienen de viñedos de los que son propietarios. Son auténticos vinos de “terroir”.
– Su producción no puede superar los sesenta mil litros de vino al año.

Imagen. Ribeiro es la Denominación de Origen más antigua de Galicia.

Imagen. Ribeiro es la Denominación de Origen más antigua de Galicia.

Entre los Cosecheros de Ribeiro más destacados podemos citar a los siguientes: Emilio Rojo, José Meréns, Luis Anxo y Eduardo Peña. Pero podríamos ampliar la lista mucho más. Están fuera del “ámbito” comercial y tienen como misión que la zona de Ribeiro recupere el prestigio perdido.

Emilio Rojo es el más célebre de todos. Tiene una personalidad excéntrica que le ha llevado a abrir una cuenta bancaria a su perro por si necesita dinero en alguna ocasión y él no le puede cuidar, afirma que está muerto en invierno –se recluye en su casa durante meses-, y cuando le preguntan por su vino da el teléfono de su peluquero para que el interesado pregunte. Es el autor de uno de los blancos más caros y difíciles de encontrar de España, un auténtico vino de culto del que muchos hablan y pocos han probado. Os pedimos encarecidamente que veáis este vídeo de la televisión catalana: “Emilio Rojo: excentricidad desacomplejada”. Sólo elabora vino de una única parcela de 1,2 hectáreas situada en la zona conocida como Ibedo (Leiro). Las variedades son las siguientes: treixadura, albariño, loureira y torrontés.

Imagen. El Monasterio de San Clodio acoge los eventos más destacados de la D.O. Ribeiro

Imagen. El Monasterio de San Clodio acoge los eventos más destacados de la D.O. Ribeiro

El suelo de la parcela tiene escasa profundidad, es granítico con textura arenosa y presencia de gravas. A ese tipo de terreno se le conoce en la zona de Ribeiro como “sábrego”. Los rendimientos son muy escasos apenas alcanzan el 25% de lo establecido en la D.O. Ribeiro. Sólo mantiene 5-6 racimos por planta. La uva se recoge en un estado de madurez óptima siendo necesario realizar para ello distintas pasadas por el viñedo. Se vinifica por día y punto de madurez.

Emilio Rojo es el autor del “cult wine” español blanco más importante. Su precio triplica a la mayoría de los vinos de la zona. En su composición la variedad mayoritaria es la treixadura -65-70%- pudiendo considerarse a las restantes uvas complementarias de la misma. La treixadura aporta estructura a los ribeiros, la loureira y la lado la acidez, el albariño los aromas.

En la vinificación fermenta una parte del mosto a temperatura controlada en depósitos de inox de 2.500 litros, y otra parte en barricas de roble francés de 300 litros. La crianza tiene lugar sobre lías durante unos 16 meses. Cada 10 días, se remueven las lías con una vara de castaño para que se distribuyan uniformemente y cedan compuestos al vino y potencien su capacidad de envejecimiento.

Su blanco recibe buenas críticas por parte de la crítica internacional, por ejemplo, Robert Parker y James Suckling le otorgan puntuaciones de 93 puntos. Y es de los vinos preferidos del cineasta Woody Allen, de hecho, es uno de los que se beben en la película Vicky Christina Barcelona. Para nosotros es uno de los mejores vinos blancos de España.

En la segunda parte hablaremos de los restantes cosecheros a los que nos hemos referido en esta entrada: José Meréns, Luis Anxo y Eduardo Peña.