Cosecheros de Ribeiro (II).

Imagen. Viña de Martín. Os Pasás.
Imagen. Viña de Martín. Os Pasás.

Vamos a hablar en la segunda parte de esta entrada de tres grandes cosecheros de Ribeiro: Luis Anxo, José Merens y Eduardo Peña. El primero de ellos,Luis Anxo Rodríguez, quizá sea el cosechero más destacado del valle del Arnoia, cuenta con 2,7 hectáreas trabajadas en terrazas –socalcos- y divididas en 29 parcelas debido al tradicional minifundismo de Galicia.

Al igual que otros Cosecheros de Ribeiro utiliza variedades autóctonas. Su manera de trabajar es respetuosa con el medio ambiente –aunque no practica una viticultura ecológica-, mantiene unos rendimientos bajos y realiza las tareas de forma manual. No utiliza herbicidas ni insecticidas pero si fungicidas debido a que el mildiu es una fuerte amenaza.

Como ocurre en toda la zona de Ribeiro, la treixadura es la variedad estrella de sus vinos. Los vinos de Arnoia tardan años en expresarse y que son menos aromáticos que los del valle del Avia. En contrapartida son los más minerales -los suelos son graníticos-. La mayoría de su viñedo tiene plantas entre 10 y 25 años de edad.

Viña de Martin debe su nombre a la parcela de vides más viejas. Posee unos suelos arenosos muy pobres. Se ha dicho de los vinos de Luis Anxo que son auténticos “Vinos de meditación”, al igual que se afirma de los jereces.

Imagen. Lagar do Merens. Un soberbio Ribeiro blanco.
Imagen. Lagar do Merens. Un soberbio Ribeiro blanco.

José Merens Martínez es el propietario de Lagar do Merens, ubicado en la localidad de A Arnoia. Este colleiteiro emprendió esta iniciativa el año 2001. Cuenta con 3,5 hectáreas de viñedo en ladera de suelo granítico con textura franco-arenosa y una profundidad media de 70 – 100 cm. Las variedades utilizadas son las típicas del Ribeiro: treixadura, godello, torrontés, loureira y lado.

Como todo buen vigneron da prioridad al trabajo en viñedo para obtener la máxima calidad en sus uvas y así poder elaborar el vino que desea. La bodega dispone de depósitos de acero inoxidable y de barricas de roble. Cada año se elaboran entre 9.000 – 10.500 litros dependiendo de la cosecha. El blanco Lagar do Merens está compuesto en su mayor parte por treixadura acompañada por un 30% de lado y torrontés. Para su elaboración se realiza una maceración en prensa neumática durante ocho horas a seis grados centígrados. El desfangado se realiza a las 48-72 horas. La Fermentación alcohólica tiene lugar a una temperatura de 17,5ºC, durante tres semanas en depósitos de acero inoxidable. Permanece 8 meses en lías finas.

Imagen. Eduardo Peña es uno de los mejores blancos de Ribeiro.
Imagen. Eduardo Peña es uno de los mejores blancos de Ribeiro.

La bodega de Eduardo Peña está semienterrada aprovechando el desnivel de su viña lo que le permite que no le afecten los cambios de temperatura del exterior y haya una variación de un grado entre verano e invierno -15 y 14ºC. respectivamente-. Esta instalación posee una chimenea vertical que produce una corriente de aire continua y graduable lo cual es magnífico para la elaboración de vino.

El viñedo de siete hectáreas de Eduardo está situado en Lugar de Barral – Castrelo de Miño-. La plantación es en espaldera a doble cordón. Tiene una suave pendiente y está orientado al oeste. Los suelos son de arena, piedra y pizarra. El clima es suave, de influencia atlántica con temperaturas bajas en invierno y altas durante los meses de verano. Las precipitaciones oscilan entre 800 y 1000 milímetros anuales. Las uvas blancas utilizadas son la Treixadura, Albariño, Godello, Lado y Loureira. Posee también las tintas autóctonas caiño, sousón y brancellao. El rendimiento es de 6000-8000 kgs/hectárea.

Imagen. La nueva imagen de los Ribeiros ayudará a recuperar el prestigio que han tenido en el pasado.
Imagen. La nueva imagen de los Ribeiros ayudará a recuperar el prestigio que han tenido en el pasado.

Se vinifica cada variedad por separado. Utiliza nieve carbónica ya que considera que la congelación de los hollejos permite que se rompan en multitud de microcristales para que así cedan el mayor número de compuestos al mosto. La crianza tiene lugar sobre lías con el fin de proporcionar mayor estructura y textura grasa a sus vinos. La fermentación se realiza lentamente y de forma controlada, para una parte de los mostos tiene lugar en barricas de 300 litros de robles europeos de grano medio y tostado suave.

Los vinos de estos cosecheros de Ribeiro son extraordinarios y os animamos a que los probéis. Disfrutaréis con las personalidades tan diferentes de los elaboradores y la gran diversidad de los blancos de Ribeiro.