D.O. Navarra. Noticias de vino

El 16 de octubre, Berlín llegará a la Ciudadela de Pamplona de la mano de D.O. Navarra

Pamplona acoge el 16 de octubre el evento más esperado de la D.O. Navarra. La Noche del Vino vuelve a la Sala de Armas de la Ciudadela para demostrar que la cultura del vino puede formar parte del ocio más actual de los jóvenes. Y así sucede. Entre los muros más históricos de la ciudad, el vino de D.O. Navarra se une al arte y a la vanguardia para el disfrute de los cerca de mil asistentes con los que cuenta el evento. Las entradas se venden de manera anticipada al precio de 15 euros y da opción a degustar cuatro vinos (blancos, rosados y tintos) y cuatro pinchos elaborados con productos Reyno Gourmet.

Imagen. Berlín llegará a la Ciudadela de Pamplona de la mano de D.O. Navarra

Imagen. Berlín llegará a la Ciudadela de Pamplona de la mano de D.O. Navarra

Las tres plantas de la Sala de Armas se convierten en una auténtica galería de distintas disciplinas artísticas. El hilo conductor del evento en esta ocasión será la ciudad de Berlín, siguiendo el nuevo formato, fuente de inspiración de innovadoras propuestas para el público joven con una clara manifestación urbana, al más puro estilo de las grandes urbes.

La ambientación musical correrá a cargo de DJ Koldo Balda y en directo actuarán Cabaret Live con un repertorio de clásicos de los años 20 y 30 y Chit Chat Sex Band con una propuesta de composiciones propias que viajan del electro al techno. Las artes plásticas estarán representadas por Javier Balda, que intervendrá con una gran ambientación plástica y audiovisual compuesta por seis murales, y Julia Juániz, que participa con su exposición “Alas” utilizando como soporte negativos de películas pintadas a mano en forma de lienzo o bien, proyectadas. Finalmente, una muestra del concurso de jóvenes artistas reunirá trabajos de Agustín Bobo, Xabier Barrios, Javier Arbizu Martínez y Alba Armendáriz Álvarez, que combinan disciplinas como la fotografía, la instalación con DVD o la técnica del temple.

El protagonista del evento será, sin duda, el vino, blanco, rosado y tinto de cerca de
40 bodegas de la D.O. Navarra:

BODEGAS OCHOA
BODEGAS MACAYA
BODEGAS PAGOS DE ARAIZ
BODEGAS PIEDEMONTE
BODEGA DE SARRIA
BODEGAS LEZAUN
BODEGAS SAN MARTIN
BODEGA INURRIETA
BODEGAS AROA
BODEGAS LA CASA DE LÚCULO
BODEGAS ORVALAIZ
BODEGAS CAMPOS DE ENANZO
BODEGAS IRACHE
BODEGAS OLIMPIA
BODEGAS NEKEAS
BODEGAS AZUL Y GARANZA
BODEGAS GRAN FEUDO
BODEGAS MARCO REAL
BODEGAS PRINCIPE DE VIANA
BODEGAS ARMENDARIZ
BODEGAS VEGA DEL CASTILLO
BODEGA DE SADA
BODEGA DE MAÑERU
COOP. STO. CRISTO DEL AMPARO
BODEGAS MÁXIMO ABETE
BODEGAS CASTILLO DE ENÉRIZ
BODEGAS VALCARLOS
CASTILLO DE MONJARDIN
BODEGAS BERAMENDI
BODEGAS ALCONDE
VINÍCOLA NAVARRA
QUADERNA VÍA
MALÓN DE ECHAIDE
BODEGAS ARISTU

D.O Navarra. 

http://www.tupropioestilodevino.com

Sobre la D.O Navarra

Diversidad de climas y paisajes
Una de las principales características que definen a la D.O. Navarra es la gran diversidad de paisajes y climas que se dan en los más de 100 kilómetros que separan el norte de la zona, situada en las cercanías de Pamplona, del sur, enclavada en la ribera del Ebro.

Y es que en Navarra se produce una situación excepcional, prácticamente única en la Península Ibérica: la confluencia de los climas atlántico, continental y mediterráneo. La cercanía del Cantábrico, la influencia de los Pirineos y la bonanza del valle del Ebro permiten esta variada climatología.

Circunstancia que marca profundamente el paisaje navarro, donde las más de 11.500 hectáreas de la Denominación de Origen se asientan en todo tipo de ecosistemas y situaciones de cultivo: laderas, riberas, mesetas, llanuras, y que definen 5 áreas de producción diferenciadas: Baja Montaña, Valdizarbe, Tierra Estella, Ribera Alta y Ribera Baja.

Evolución de viticultores y bodegas
En las últimas dos décadas el vino navarro inició una evolución que lo ha transformado totalmente y no ha dejado de dar sus frutos.

Primero, en los años ochenta se introducen variedades foráneas como la blanca chardonnay, y las tintas cabernet sauvignon y merlot, que empezarán a convivir con las tradicionales viura, tempranillo y garnacha (mayoritaria y gran protagonista de la zona). Variedades muy bien adaptadas a la región que, sin arrinconar el siempre vivo potencial de las uvas tradicionales, han ido a la búsqueda de una nueva expresión.

Después, en los años noventa con la entrada en escena de un puñado de inquietos bodegueros dispuestos a dar un vuelco a la situación, desde la exigencia y la experimentación y con la calidad como objetivo. Nombres propios que desembarcan trayendo nuevos aires y un revolucionario concepto enológico, al tiempo que se erigen como dignos sucesores de lo mejor de la tradición vinícola de la zona. Un fenómeno que no cesa y que se traduce en la actualidad en la incorporación de nuevas bodegas con proyectos basados en el terruño y la originalidad.

Apuesta por la calidad
En este contexto de evolución permanente y gran dinamismo, la D.O. Navarra ha dado un nuevo impulso en la búsqueda de la calidad. La aprobación de una nueva normativa en 2008 (Reglamento) introduce medidas que permiten que los productores puedan innovar tanto en el campo como en la bodega.

Una calidad entendida desde el punto de vista del consumidor, donde la D.O. Navarra hace especial hincapié en el control por cata para que los vinos respondan a sus expectativas.

Tu propio estilo de vino
Gracias a todas estas condiciones naturales y humanas, los vinos D.O. Navarra ofrecen un amplio abanico de posibilidades: desde los famosos vinos rosados hasta los jugosos tintos jóvenes, desde los deliciosos blancos de chardonnay hasta los grandes tintos de crianza y reserva, sin olvidar los seductores blancos dulces de moscatel.

Los vinos de la D.O. Navarra son para todas las ocasiones y todos los gustos, adaptados a un consumidor que busca experimentar nuevas sensaciones o rememorar momentos agradables. Un universo del vino donde cada cual puede encontrar su propio estilo de vino.

D.O. Navarra