Divina Clementia 2012

Divina Clementia 2012
Divina Clementia 2012

Divina Clementia es un vino que nace fruto de la colaboración entre Raúl Suárez, Pedro Pérez de Adegas Guimaro y la asesoría técnica de Luis Buitrón.  Proviene de dos parcelas de viñedos viejos en los que las edades de las plantas oscilan entre los 50 y 70 años plantadas en socalcos sobre suelos de pizarra y de esquistos y situadas en la D.O. Ribeira Sacra (Galicia) a 320 metros de altitud. Los rendimientos son muy reducidos.

Según informa la bodega se realiza una selección manual racimo a racimo antes del despalillado. Fermenta con levaduras autóctonas en depósito de acero inoxidable a temperatura controlada. La fermentación maloláctica tiene lugar en el mismo depósito y posteriormente el vino tiene una crianza de seis meses en una barrica nueva de roble francés. Sólo se han elaborado 300 botellas de este buen vino.

Divina Clementia debe su nombre a la mencía -su principal variedad-. CLEMENTIA es la diosa romana del perdón y la benevolencia y, en honor a esta deidad, recibe su nombre la mejor uva tinta de Galicia y del Bierzo.

Ofrece unas excelentes posibilidades de maridaje. Su frescura permite compensar platos contundentes y acompaña también a la perfección comidas ligeras en los días cálidos gracias a su buena acidez.

Tipo de vino: Tinto con crianza

Bodega: Divina Clementia.

Región: Ribeira Sacra (Galicia).

Variedades: 85% mencía y 15% garnacha tintorera.

Fase visual: Rojo picota con ribete violeta, capa media-alta y  lágrima abundante y densa.

Fase olfativa: Intensidad media-alta. La armonía entre la madera y la fruta está plenamente conseguida. Aromas a frutas rojas -arándanos-, palote de fresa, pizarra, tostados del roble, caramelo, especias -canela, nuez moscada, vainilla-, naranja ácida, etc.

Fase gustativa: Divina Clementia 2012 es concentrado en boca, posee un cuerpo medio-alto y destaca por su buena acidez. Excelente integración del alcohol. Agradable textura, sabroso y persistencia media. Postgusto en el que predominan las notas cítricas y los ahumados del roble.

Puntuación: 93/100 (sobresaliente).