Quinta do Noval (II)

Imagen. El mítico viñedo Nacional de cepas prefiloxéricas.

Imagen. El mítico viñedo Nacional de cepas prefiloxéricas.

En esta segunda parte dedicada a la Quinta do Noval vamos a hablar de sus vinos pero antes de ello recordaremos algunas de las características de los distintos tipos de Oporto. Sólo nos vamos a referir a la gama más alta de los elaborados por Quinta do Noval. Os recomendamos consultar la sección regiones de nuestra web para conocer más en profundidad estos maravillosos vinos dulces de Portugal. Los tipos de Oporto de mayor nivel cualitativo son los siguientes:

Tawnies con indicación de edad: La uva proviene de varias añadas. La crianza tiene lugar en pipas de madera –entre 500 y 600 litros de capacidad- durante un largo período. Pierden su color rubí y, a través de un proceso de oxidación en barrica, adquieren un matiz tostado (tawny). 10, 20, 30 y 40 años son los periodos de envejecimiento establecidos para los tawny. La indicación de edad -10, 20, 30 y 40- es la media de años de los vinos que entran a formar parte de la mezcla.

Colheita: Es un tipo de tawny cuya uva proviene de una sola cosecha. Tiene un mínimo de 7-8 años de envejecimiento en madera y no se ha establecido un tiempo máximo de crianza.

Imagen. Lagares automatizados en la Quinta do Noval.

Imagen. Lagares automatizados en la Quinta do Noval.

Late Botled Vintage (LBV) “vintage de embotellado tardío”: Es un vino de añada. Este tipo fue creado por Quinta do Noval. Se envejece en madera de 4 a 6 años.

Vintage: Es el “Rey” de los oportos por influencia del mercado anglosajón. Permanece en depósitos grandes de madera durante 2 años. El resto de la crianza es el elemento definitorio de los vintage, ésta tiene lugar en botella. En este recipiente es donde seguirá envejeciendo durante décadas y dónde obtendrá lo esencial de sus cualidades aromáticas y gustativas.

Imagen. Sala de crianza en la Quinta do Noval.

Imagen. Sala de crianza en la Quinta do Noval.

Quinta do Noval, en nuestra opinión, ofrece su más alto nivel con sus colheitas y tawnies añejos. Somos conscientes que nos apartamos del criterio de la crítica internacional pero no nos importa en absoluto. Los Tawnies de 20, 30 y 40 años forman parte para nosotros de los grandes vinos del mundo. Lo mismo podemos decir de sus colheitas, quizá la de la añada de 1986 es la mejor que hayamos catado jamás.

Respecto a los Vintage Port, sólo hemos podido catarlo en escasas ocasiones el Quinta do Noval Naciona Vintage Port pero no alcanzamos a ver ninguna diferencia cualitativa respecto al otro gran vino de la marca Quinta do Noval Vintage Port. Sin embargo, el precio es significativamente más elevado en el primer caso.

Imagen. El paisaje del viñedo del Duero ha sido considerado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

Imagen. El paisaje del viñedo del Duero ha sido considerado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

Observamos además elementos con los que no estamos de acuerdo: notamos la madera. Estas sensaciones deben tener un menor protagonismo en un genuino Vintage Port. Como hemos dicho se trata de un vino en el que lo distintivo es su crianza en botella y debe ofrecer sensaciones bien diferentes a las del paso por madera. Quinta do Noval se aparta del espíritu original del Vintage Port para “agradar” al mercado estadounidense y británico. Lo afirmamos con claridad: no son los mejores del mercado aunque sean los más caros. El auténtico espíritu del Vintage Port está más presente en otras casas de Oporto. No obstante, siguen siendo grandes vinos que recomendamos probar.

En definitiva, Quinta do Noval es una de las grandes bodegas del mundo que posee una gama de vinos extraordinarios. Esperemos que en el futuro se acentúe más la tradición respecto a la moda.