Don Miguel Comenge 2011, Elegancia, Fruta y complejidad en la Ribera del Duero.

Bodega Comenge, situada en Curiel de Duero (D.O. Ribera del Duero) acaba de sacar al mercado la nueva añada de su vino más especial, Don Miguel Comenge, procedente en exclusiva del Pago de las Hontanillas y que sólo se elabora en las mejores añadas, como lo fue la 2011.

Don Miguel Comenge 2011 ha logrado numerosos reconocimientos nacionales e internacionales, como 94 puntos en la Guía Peñín, 92 en la Guía de Vinos ABC y 91 puntos Parker. Destaca por su elegancia, complejidad, estructura y sutileza, un vino donde los aromas varietales, la fruta, están muy presentes.

Don Miguel Comenge

Imagen de Don Miguel Comenge 2011

Elaborado con 90% de Tempranillo y 10% de Cabernet Sauvignon, Don Miguel Comenge se obtiene del Pago de las Hontanillas, una viña de 2,8 Ha. a unos 900 metros de altitud, con suelo predominantemente calizo y arcilloso en ladera. El viñedo se trabaja con prácticas totalmente ecológicas y se obtienen unos rendimientos de en torno a 3.400 – 4.100 Kg. /Ha.

La vendimia se realiza a mano, al igual que en el resto de las parcelas, y la uva se transporta a la bodega en cajas de 15 Kg como máximo para conservar la integridad del fruto. En la mesa de selección se realiza una meticulosa clasificación uva a uva.

La fermentación de Don Miguel Comenge se desarrolla en depósitos de hormigón con levadura propia seleccionada. Tras la alcohólica, la fermentación malolática se lleva a cabo de manera espontánea en depósitos de hormigón, en caso de la Tempranillo, y en barricas, en el caso del Cabernet Sauvignon. Después, cría en barricas de roble francés nuevo durante 24 meses.