Filoxera: La Plaga que cambió todo.

La filoxera -Daktulosphaira vitifoliae-, es el nombre común de una especie de insectos hemípteros de la familia Phylloxeridae. Este término -filoxera- también se refiere a la enfermedad de la vid causado por estos insectos. Fue una plaga originaria del Este de los Estados Unidos que se introdujo en Europa hacia 1863 junto con plantas importadas de ese país. Asoló los viñedos de Francia a partir de 1868.

La Cata del Barrio de la Estación. Filoxera

Mapa de La Cata del Barrio de la Estación.

La infección de una vid por la filoxera provoca su muerte en apenas tres años. Genera gravísimos daños -tuberosidades- en las raíces y el follaje se torna amarillento -el cambio en el color no es letal para la planta-.

ciclo filoxera

Ciclo de la filoxera

Se superó la plaga gracias a portainjertos de origen americano que eran naturalmente resistentes a la filoxera, es decir, se realizó el injerto de las cepas europeas en pies de vid americanos. Por lo tanto, la parte de la planta que se encuentra bajo tierra es americana y sobre ella se asienta el injerto.

Imagen. Las plantas postfiloxéricas son un injerto de cepa europea en un pié de planta americano.

Imagen. Las plantas postfiloxéricas son un injerto de cepa europea en un pié de planta americano.

La ruina del viñedo francés, iniciada a partir de 1861, tuvo como efecto el crecimiento de la exportación de los vinos de España y el incremento sustancial de la superficie del viñedo español. Pero aunque tardamos bastante tiempo no nos libramos de los efectos debastadores. La filoxera irrumpe en nuestro país el año 1878. Los tres focos iniciales fueron Gerona, Málaga y la frontera portuguesa del Duero.

Filoxera -Daktulosphaira vitifoliae-

Filoxera -Daktulosphaira vitifoliae-

La difusión fue lenta siendo las zonas más tardíamente afectadas La Rioja, Cariñena, Requena, Jumilla, Tierra de Barros y La Mancha. Esta invasión amortiguada permitió una fuerte expansión de sus viñedos, aprovechando la destrucción de los de las regiones vecinas. El final de la filoxera se sitúa hacia 1930. Esta plaga hizo cambiar la superficie del viñedo español y la forma de elaborar para siempre.

Imagen. Vid prefiloxérica de Lanzarote. En Canarias no llegó la plaga de la Filoxera.

Imagen. Vid prefiloxérica de Lanzarote. En Canarias no llegó la plaga de la Filoxera.

Con el fin de proveer de vino al mercado francés se firmó un tratado comercial con el país galo que disparó las exportaciones del vino español. En La Rioja los comerciantes franceses  promovieron la construcción de una estación de tren en Haro -una de las primeras de España- para transportar el vino a Francia con facilidad y minimizar costes. En pocos años varias bodegas deciden instalarse en sus proximidades. Hoy se ubican allí las siguientes: López Heredia, Cvne, Gómez Cruzado, La Rioja Alta, Bodegas Bilbaínas, Muga y Roda. Varias de ellas son las casas más tradicionales del vino español. Fue quizá el efecto más beneficioso de la plaga.

filoxera hoja vid

Hoja de vid infectada con Filoxera -Daktulosphaira vitifoliae-

Respecto a otras regiones, en Navarra el vino se convirtió en uno de los principales productos de exportación. En Alicante llegaron a cultivarse más de 90.000 hectáreas de viñedo. En Galicia la plaga fue una tragedia y no se recuperó el cultivo hasta hace apenas 30 años. Canarias se libró afortunadamente de la filoxera. En 1887 llegó la plaga de la filoxera al Penedés devastando los cultivos de uva. Esto provocó la sustitución de las variedades tintas utilizadas y la renovación del viñedo con variedades blancas autóctonas. Este cambio fue el germen del florecimiento del cava.

La renovación del viñedo trajo consigo la extensión de variedades como la garnacha y la palomino. Se cambiaron con acierto los métodos de elaboración, se invirtió en tecnología y se creó una estructura comercial que es la base de la que poseemos en la actualidad. Podemos concluir afirmando que no hay mal que por bien no venga y que junto a la destrucción de los viñedos trajo consigo el progreso.