Finca Monteviejo 2011. D.O.Ca Rioja.

Imagen Finca Monteviejo 2011
Imagen Finca Monteviejo 2011

Finca Monteviejo 2011 se ha elaborado con las uvas del viñedo del mismo nombre. Esta finca fue plantada hace más de sesenta años con las variedades Tempranillo -95% del total-, Graciano y Garnacha. La selección se inició días antes de la vendimia en la propia viña, eliminando los racimos dañados y menos maduros. Dada la edad del viñedo los rendimientos son muy escasos y apenas se recogen anualmente unos 3.000-3.500 Kgs/Hectárea. Hemos de recordar que la cosecha del 2011 recibió la calificación de excelente en la D.O.Ca Rioja.

Según nos informa la bodega, en su elaboración se realizó una maceración prefermentativa en frío, seguida de una fermentación a temperatura controlada y una larga maceración posterior para extraer taninos y color. El vino permaneció durante 17 meses en barricas nuevas de roble francés Allier y Vosgos. Fue embotellado en septiembre de 2013.

Finca Monteviejo 2011 aúna la tradición riojana y la modernidad, gustará a los aficionados al Rioja tradicional y a los apasionados por vinos más modernos de corte internacional. Además su relación calidad-precio es muy buena. Acompañará con éxito cualquier comida o celebración.

Tipo de vino: Tinto.

Bodegas: Bodegas  de la Marquesa.

Regiones: D.O.Ca La Rioja.

Variedades: 95% tempranillo,  5% graciano y garnacha.

Fase visual: Color rojo oscuro con ribete granate. capa alta y lágrima abundante y densa que tinta ligeramente la copa.

Fase Olfativa: Intensidad alta, limpio. Aromas a maderas de gran calidad que marcan la personalidad de este vino y  permiten la expresión de la fruta. Notas a vainilla, ahumados, tabaco,  regaliz y chocolate negro, mentoles, pimienta, pan tostado, fruta negra madura y compotada –ciruelas- y frutas pasas.

Fase gustativa: Finca Monteviejo 2011 es un Rioja de corte tradicional y moderno a la vez. Posee una gran estructura, se muestra denso, corpulento y equilibrado. Destacamos su acidez y el agradable amargor aunque también encontramos sensaciones dulces. El alcohol está perfectamente integrado en el conjunto.  Es un vino goloso y del que ya podemos disfrutar para su consumo, no obstante, puede reposar en nuestra bodega durante años ya que muestra un amplio potencial de envejecimiento. Posgusto muy persistente en el que dominan las notas de regaliz, chocolate y la fruta negra madura.

Puntuación: 94/100 (sobresaliente).