Imagen. Botellas de vino chileno que podían degustarse en el estand de Chile en Fitur 2016.