Bodegas Gil Luna. Bodega Ecológica.

Bodegas Gil Luna se fundó en Toro en el año 2004. Es un negocio familiar, Patricia Gil es la propietaria de la bodega junto a su padre. Patricia es enóloga e ingeniero agrícola. Siente pasión por lo que hace y sabe transmitir con sencillez su buen hacer a quienes la escuchan. También es la diseñadora de las etiquetas, lo cual muestra su interés por personalizar sus elaboraciones hasta el último detalle.

Patricia Gil Luna

Patricia Gil Luna

Bodegas Gil luna es una bodega de marcado carácter ecológico, tres de sus vinos llevan el certificado que así lo acredita. La enóloga explica que lo ecológico permite realizar una viticultura preventiva. No utiliza productos químicos, las únicas sustancias que usa son las que posee el suelo. Pueden asimismo emplearse infusiones de plantas –ortiga, diente de león- para ahuyentar a los insectos.

Bodegas Gil Luna se sitúa en las inmediaciones de la viña, lo cual minimiza el transporte de la uva durante la vendimia y evita posibles riesgos. El rendimiento aproximado es de 5.000 kilogramos/hectárea. Disponen de las siguientes variedades: tempranillo, garnacha –sólo se emplea cuando la añada ha sido muy calurosa para incrementar la acidez y aportar notas de fruta roja- y verdejo. Patricia dice que las plantas de verdejo de la propiedad tienen unos 85 años de edad siendo una de las escasas fincas que de esta uva quedan en esta Denominación de Origen zamorana.

Respecto a la elaboración la enóloga nos dice que la maceración realizada a baja temperatura dura unos siete días para lograr un buen color y gama aromática. La fermentación alcohólica tiene lugar en depósitos de acero inoxidable que permiten controlar la temperatura. El recipiente de crianza utilizado son las barricas de roble francés –Allier- de la tonelería Radoux.

Patricia elabora tres tintos: Sin Complejos, Tres Lunas y Gil Luna -monovarietales de tempranillo- y un blanco también llamado Tres Lunas. Este último es un verdejo que destaca por su poder aromático, sus exuberantes sensaciones de fruta tropical y manzana verde. En boca es increíble su volumen, su elevada concentración y su cremosidad. Todo ello debido a la antigüedad del viñedo. No hay más que lamentar que hace veinte años se arrancasen las plantaciones de uva blanca en esta zona.

Los tintos de Bodegas Gil Luna son diferentes entre sí, Sin Complejos tiene un carácter más informal, Tres Lunas es un vino de Toro perfectamente delineado en el que todo está en su sitio, apreciamos en él sus poderosas notas frutales y la madera golosa que las acompaña y las potencia. Gil Luna debido a su prolongada estancia en barrica pierde parte de la carga frutal del anterior, pero gana en complejidad y en equilibrio, pudiendo percibirse muchas especias, cueros y cacao.

Cada vino tiene su propia personalidad aunque también hay un aire de familia común que les confiere el buen hacer de la enóloga. Todos ellos son aromáticos, golosos, con fruta confitada e incluso pasa, concentrados, estructurados, equilibrados, con taninos que se marcan pero que siguen siendo agradables y con un soberbio trabajo de la madera que acompaña a la perfección a la fruta. Sin duda, en esta pequeña bodega ecológica se hacen algunos de los mejores vinos de Toro que existen.

Para obtener más información sobre Bodegas Gil Luna, pincha aquí.