Imperial de Cvne.

Imagen. Etiqueta tradicional de Imperial Gran Reserva.
Imagen. Etiqueta tradicional de Imperial Gran Reserva.

Imperial de Cvne es uno de los mejores tintos de España, mejor dicho no es un vino son dos: Reserva y Gran Reserva. Es elaborado por la Compañía Vinícola del Norte de España (Cvne) desde los años veinte del siglo pasado sólo cuando las cosechas son de buena calidad en La Rioja. Este vino se bautizó así debido a que en una ocasión se embotelló en envases de una pinta imperial -0,56 litros- de capacidad destinados al Reino Unido.

Cvne considera la primera gran añada de este vino en 1928 -que es cuando se bautiza este vino con su denominación actual-, aunque existen elaboraciones anteriores.

Imagen. En estas barricas se crían Imperial Reserva e Imperial Gran Reserva
Imagen. En estas barricas se crían Imperial Reserva e Imperial Gran Reserva

Las uvas provienen de 28 hectáreas de viñedos propios ubicados en Villalba -subzona de la Rioja Alta-, y de los viñedos seleccionados de las localidades de Briones y Montalvo. La edad media de las plantas es de 20 años. La variedad dominante es la tempranillo -85% en la añada del 2009- siendo complementada por la graciano y la mazuelo. A lo largo de las últimas añadas se ha ido incrementando cada vez más el porcentaje de tempranillo. El énfasis en la subzona de la Rioja Alta se debe al interés por disponer de uvas con una buena acidez que permita lograr tintos de guarda de prolongado envejecimiento.

Imagen. En estas barricas se crían Imperial Reserva e Imperial Gran Reserva
Imagen. En estas barricas se crían Imperial Reserva e Imperial Gran Reserva

Ambos Imperial -Reserva y Gran Reserva- se  vendimian de forma manual en pequeñas cajas y se realiza una selección de las uvas en el viñedo y al llegar a la bodega. Las uvas maceran en frío y, posteriormente, tiene lugar la fermentación alcohólica en tinas de roble francés. Imperial Reserva permanece 24 meses en barrica y madura  tres años en botella antes de su salida al mercado.  Imperial Gran Reserva tiene una crianza de 36 meses en barricas de roble francés y americano, finalizando el proceso con un envejecimiento en botella durante cuatro años en los calados centenarios de Cvne hasta su salida a la venta.

06b
Imagen. Exterior de Bodega Imperial en el famoso Barrio de la Estación de Haro.

Hay que señalar que la Bodega Imperial posee autonomía propia dentro de  Cvne. Las instalaciones se dividen en dos grandes espacios, el primero por enormes tinas de roble francés de distintas capacidades, en ellas se recoge la producción de cada parcela. El segundo espacio es la nave Eiffel -construida en 1909-, en él se encuentran las barricas de roble francés y americano. Hay que destacar que en estas naves también se elabora el monovarietal de tempranillo Real de Asúa, otro fantástico vino de gama alta de la Compañía Vinícola del Norte de España.

Hemos de señalar que no vamos a encontrar grandes diferencias de calidad entre Imperial Reserva e Imperial Gran Reserva, son vinos bastante parecidos aunque nos inclinamos más por el último. La idea de ambas elaboraciones es ofrecer un Rioja tradicional caracterizado por la armonía en todas sus dimensiones. Aromáticamente es un vino austero, posee una intensidad media, una fruta roja agradable y unos notas de madera moderadas. En las últimas añadas se ha acentuado la expresión frutal y atenuado el poderío del roble. En boca ambos Imperiales se caracterizan siempre por su elegancia, muestran una fenomenal ácidez, unos taninos pulidos, un volumen medio, una excelente longitud y un prolongado postgusto.

En nuestra opinión, se ha incrementado la calidad a partir de la añada del 2005. Apreciamos tal mejoría en una madera más cuidada y en una mayor expresión frutal, podríamos decir que se ha hecho más moderno aunque ha sabido conservar su carácter tradicional.

Os recomendamos probarlo a aquéllos que quieran conocer lo que es un rioja clásico bien elaborado. Además ofrece un excelente maridaje con un buen número de platos -tanto con carnes como pescados, embutidos, quesos, etc.-.