La Cata del Barrio de la Estación: Jornada dirigida a profesionales.

En la primera entrada dedicada a La Cata del Barrio de la Estación valoramos muy positivamente este evento, explicamos con brevedad la historia del Barrio de la Estación de Haro  e indicamos las míticas bodegas que allí se ubican. En la presente entrada hablaremos de las actividades que se desarrollaron en la jornada del día 18 de septiembre dedicada a profesionales.

Foto de las etiquetas de vinos degustados en La Cata del Barrio de la Estación
Foto de las etiquetas de vinos degustados en La Cata del Barrio de la Estación

La Cata del Barrio de la Estación tuvo tres partes claramente diferenciadas:

– En la primera, el antropólogo riojano Luis Vicente Elías Pastor expuso en una interesante ponencia la importancia que el  ferrocarril tuvo a la hora de transportar uvas desde  la Rioja Baja y otras zonas de la región hacia las bodegas de Haro. Revisó los orígenes del crecimiento del mercado del vino en esta zona y explicó que no todo fue debido a la filoxera. También habló de la arquitectura, el soterramiento de calados, etc.

Impresiona ver el conjunto de botellas degustadas durante la cata de Tim Atkin. La Cata del Barrio de la Estación
Impresiona ver el conjunto de botellas degustadas durante la cata de Tim Atkin. La Cata del Barrio de la Estación

La segunda parte fue la cata dirigida por el Master of Wine británico Tim Atkin. Se dirigió a nosostros en un más que correcto español. Se cataron 14 vinos en total a un ritmo de cinco minutos por cada uno de ellos. Catamos los que figuran a continuación divididos en vinos del siglo pasado y del presente. Todo ello con la salvedad de las bodegas “Gómez Cruzado” ya que no disponían de vinos tan antigüos.

  1. López de Heredia, Viña Tondonia Tinto Gran Reserva (1981).
  2. Bodegas Bilbaínas, Gran Reserva Viña Pomal (1987).
  3. CVNE, Imperial Gran Reserva (1988).
  4. Muga, Prado Enea Gran Reserva (1994).
  5. Roda, Roda I Reserva (1994).
  6. La Rioja Alta, Gran Reserva 904 (1995).
  7. Goméz Cruzado, Gómez Cruzado Gran Reserva (2007).
  8. La Rioja Alta, Gran Reserva 890 Selección Especial (2001).
  9. López de Heredia, Viña Tondonia Tinto Reserva (2004).
  10. Roda I Reserva (2004).
  11. CVNE – Imperial Reserva (2001).
  12. Bodegas Bilbaínas – Alto de la Caseta Viña Pomal (2010).
  13. Muga, Torre Muga (2010).
  14. Gómez Cruzado, Gómez Cruzado Pancrudo (2011).

Estuvimos de acuerdo con  Atkin respecto a la increíble acidez de los vinos del siglo pasado y la perfecta evolución de los mismos. Después debatimos acerca de los tiempos de barrica, el equilibrio de madera por añada,  de la escasa libertad dada a los enólogos por parte de las instituciones y  por la legislación actual y no sólo por parte de los Consejos Reguladores de las Denominaciones de Origen.

En la tercera parte, hicimos un recorrido por todas las bodegas del barrio de la Estación. Fue una mañana maravillosa en todos los sentidos. Comenzamos dando una vuelta por el hermoso y majestuoso recinto de Bodegas Bilbainas, enorme, diáfano, silencioso a pesar las más de 450 personas que lo estábamos recorriendo. Después nos dirigimos a Bodegas Muga donde su sumiller Zigor nos atendió increíblemente. Degustamos entonces con más calma  Torre Muga y  Prado Enea, lo que nos permitió corroborar que ambos son impresionantes. El blanco fermentado en barrica posee un excelente equilibrio de acidez y dulzor, además de una gran untuosidad debida al batonnage que se realiza durante su crianza en barricas de madera.

Edificio con la arquitectura peculiar de la Bodega López Heredia. La Cata del Barrio de la Estación
Edificio con la arquitectura peculiar de la Bodega López de Heredia. La Cata del Barrio de la Estación

Una vez realizadas las visitas anteriores llegamos a López de Heredia. Desconocíamos en ese momento que íbamos a pasar dos maravillosas horas en sus instalaciones. Compartimos algo de historia con María José López de Heredia-perteneciente a la cuarta generación al frente de esta bodega familiar-, nos esbozó pinceladas de los más de 138 años transcurridos desde la fundación de la bodega. Uno de los momentos clave fue  contemplar  la clásica etiqueta de las botellas  y  la foto en la que se basó la misma. Nos llamó la atención un calco manuscrito por el fundador –Don Rafael López de Heredia y Landeta– del patio interior de la bodega y la vivienda en el que se veía con claridad hasta el más mínimo detalle. María José nos comentó algunos de los proyectos insignia del pasado, como la construcción de La Frasca, un espacio diseñado por la arquitecta de origen iraquí Zaha Hadid. Nos insistió en la nacionalidad  porque se ha publicado en diversos medios erróneamente que es de origen iraní. La arquitectura renovadora de La Frasca combina adecuadamente con la tradicional del resto de las edificaciones.

La visita a Bodegas López de  Heredia fue uno de los momentos clave de La Cata del Barrio de la Estación
La visita a Bodegas López de  Heredia fue uno de los momentos clave de La Cata del Barrio de la Estación

Tal fue la amabilidad de María José  con nosotros que nos quedamos en el patio de la bodega rodeando una barrica decorativa y sentados en unas cómodas sillas de media altura escuchando con detenimiento todos los detalles históricos y lo profundamente que está enraizado el viñedo en la filosofía y en la cultura de su familia. Finalmente nos anunció la futura creación de un museo del vino en sus instalaciones y que deseamos vea la luz lo antes posible ya que el patrimonio cultural de esta bodega es impresionante. Hemos de decir que esta casa es un museo vivo y de algún modo el buen hacer de Don Rafael sigue manteniéndose en el tiempo sin verse alterado por las modas. Esto tiene un gran valor en un país como el nuestro en el que todo parece durar poco y en el que la calidad tan difícil de alcanzar muchas veces no perdura. Le transmitimos que lo que más nos había impactado del evento era el trasfondo histórico, la cultura y como el vino y su creación es testigo y da testimonio de todo lo acontecido.

Txema Cancio de vinosdiferentes.com a la entrada de Bodegas Roda
Txema Cancio de vinosdiferentes.com a la entrada de Bodegas Roda

La penúltima visita fue a Bodegas Roda, la de más reciente creación en el Barrio de la Estación. Sus vinos son muy estructurados, complejos y logran alcanzar el siempre difícil equilibrio entre el carácter del Rioja  tradicional y los más recientes vinos de Alta Expresión. Degustamos Roda I y Cirsión, dos de sus vinos más prestigiosos. Probamos también el aceite que elaboran, por cierto, exquisito. Asimismo recorrimos las instalaciones, las salas de barricas y los cementerios de botellas.

Finalizamos la jornada en las Bodegas La Rioja Alta, donde fuimos atendidos -como no cabía esperar de otra manera- excelentemente. Probamos añadas de Viña Alberdi,  de 904 y de 890 pendientes de salir al mercado. Como siempre estos vinos son magníficos y mantienen su personalidad año a año.

En definitiva, La Cata del Barrio de la Estación es una iniciativa que debe tener continuidad en el futuro. Marca el camino que debe seguir el marketing del vino si queremos potenciar nuestros productos más propios y conseguir que alcancen el prestigio que merecen a nivel internacional. De acuerdo con  la organización consideramos que este evento debe ser una cita anual imprescindible para los amantes del vino y lograr que el Barrio de La Estación se sitúe como destino enoturístico excepcional a nivel mundial, a la altura de otros zonas vitivinícolas tan importantes como Burdeos  y Borgoña en Francia, La Toscana y el Piamonte en Italia o Napa Valley en los Estados Unidos.