La Rioja Alta, S.A. agota todas las existencias de Grandes Reservas asignadas para 2016 y no adelantará la salida de las siguientes cosechas.

“Es una difícil medida, en vísperas de Navidad, pero nuestro compromiso con la calidad y el respeto a nuestras marcas nos obligan a tomar esta decisión” asegura Guillermo de Aranzabal, Presidente de la bodega

La Rioja Alta, S.A. no comercializará esta Navidad sus Gran Reserva 890 y Gran Reserva 904. El gran éxito nacional e internacional alcanzado este año por estas emblemáticas marcas de Rioja ha superado las expectativas, agotándose todas las existencias asignadas a este 2016. Por lo tanto, la casa centenaria de Haro ha tomado la decisión de no comercializarlos ya que “no queremos adelantar las salidas al mercado de las siguientes cosechas, que todavía necesitan completar su crianza en botella”

gran-reserva-890-904
La Rioja Alta, S.A. agota todas las existencias de Grandes Reservas asignadas para 2016

Guillermo de Aranzabal, Presidente de La Rioja Alta, S.A., se ha mostrado rotundo a la hora de explicar esta, en su opinión, “difícil medida” en vísperas de las fiestas navideñas, la época de mayor consumo y compra de vinos Gran Reserva del año. “Desde nuestros orígenes, el compromiso de nuestra bodega con la máxima calidad es absoluto, así como nuestra visión empresarial a largo plazo y, por lo tanto, nunca sacaremos al mercado vinos que, en opinión de nuestro equipo enológico, no estén en su momento optimo de consumo, aunque su demanda nacional e internacional nos presione a hacerlo”.

“Estos vinos tienen una crianza de entre 10 y 15 años. Es muy difícil prever con acierto la demanda con tanta antelación y en este caso el mercado nos ha desbordado. Además, la calidad de las uvas necesarias para elaborar estas marcas es difícil de obtener y su cantidad siempre limitada”, ha añadido.

De Aranzabal comprende el “lógico malestar” que esta decisión pueda causar en los clientes y consumidores de estos dos grandes vinos “a los que agradecemos enormemente su gran fidelidad” pero, continúa, “estamos seguros que comprenderán que es necesaria, para seguir contando con su confianza en el futuro. Queremos garantizar que cada vez que descorchen una botella de Gran Reserva 890 y Gran Reserva 904, vivan un momento irrepetible e inolvidable”.