Matarromera Crianza 2012

Bodega Matarromera

imagen. Matarromera Crianza 2012
imagen. Matarromera Crianza 2012

Matarromera Crianza 2012 es uno de los crianzas mejor “delineados” de la Ribera del Duero. Este vino proviene de los viñedos: La Aguilera, Tejares, Martinete, Baden, Las Solanas y San Román. Los suelos son franco arcillosos. El rendimiento por hectárea se situó en torno a los 5000-7000 kgs./hectárea. La vendimia se desarrolló durante el mes de octubre. Es un vino hecho al gusto moderno y que agradará a la mayoría de quienes lo prueben. Este vino se cría durante un año en barricas de 225 litros de roble americano de bosques de EEUU situados en los Montes Apalaches. La bodega nos informa que se trata de barricas de grano fino y tostado medio. Durante su crianza, el vino permaneció en salas de humedad controlada e iluminación tenue. A los seis meses se le realizó un trasiego, para volver de nuevo a barrica hasta que finalizó la crianza. Posteriormente permaneció diez meses más en botella.

Matarromera Crianza 2012 puede disfrutarse plenamente desde este mismo momento y mejorará si tenemos paciencia suficiente para dejarlo reposar en nuestra bodega un par de años antes de consumirlo. Este tinto ofrece un maridaje extraordinario con las carnes.

Tipo de vino: Tinto.

Bodega: Matarromera.

Región:  D.O. Ribera del Duero (Castilla y León).

Variedades: 100% Tempranillo.

Fase visual: Rojo picota oscuro con ribete violeta, brillante, de capa alta y con lágrima abundante.

Fase olfativa: Intensidad media-alta. Su estilo recuerdo al Gran Reserva de la casa -véase la nota de cata que realizamos a Matarromera Gran Reserva 2001-, si bien, no alcanza su nivel cualitativo. Destaca por su nariz golosa en  la que destacan tanto la madera como la fruta, si bien predomina la primera. Notas aromáticas de fruta negra muy madura, cítricos -naranja ácida y pomelo-, vainilla, pimienta y chocolate amargo.

Fase gustativa:  Matarromera Crianza 2012 es un vino estructurado, concentrado, potente. El alcohol está presente pero está bien integrado en el conjunto.  Como siempre posee un buen equilibrio gustativo en el que destaca la acidez aunque también encontramos notas amargosas muy agradables. El postgusto posee una persistencia media.

Puntuación: 91/100 (sobresaliente).

Bodega Matarromera

En pleno corazón de la Ribera del Duero, la Bodega Matarromera tiene sus naves semienterradas en la ladera norte del Valle del Duero, con unas preciosas vistas que dominan todo el valle, en el término municipal de Valbuena de Duero, en Valladolid.