Noticias de vinos. Matarromera prevé una producción de gran calidad en 2015 gracias a técnicas de monitorización.

Matarromera, empresa a la vanguardia del uso de tecnología para mantener el bienestar del viñedo y conseguir la mejor materia prima para sus vinos, prevé para este año una producción de gran calidad en cuanto a mayor concentración en compuestos beneficiosos de la uva (polifenoles, taninos, azúcares…) gracias a los indicativos ofrecidos en la monitorización de los viñedos, que tiene ubicados en la D.O. Rueda, en la parcela “Las Marcas” en la localidad de Matapozuelos.

De cara a la vendimia de este año, la captura de información precisa a través de su estación meteorológica, sondas de humedad y tensiómetros, ha sido clave para determinar las necesidades nutricionales de sus viñedos y posibles enfermedades o carencias así como estimar el momento optimo de vendimia realizando comparativas con años anteriores, para conseguir uvas de máxima calidad. La recogida de estos datos, entre los que se encuentran la temperatura del suelo y la radiación solar, las precipitaciones, así como la humedad y la capacidad de retención del suelo, se desprende un aumento de la temperatura media de este año respecto al año 2014.

Imagen estación meteorológica de Matarromera
Imagen estación meteorológica de Matarromera

A principios del mes de julio la temperatura del suelo ha alcanzado los 26º de máxima y los 23º de mínima, con un promedio de 24,6º. El descenso de las precipitaciones, 3,6 mm. en mayo, 10,2 mm. en junio y 0 en julio, determina un estado hídrico de la vid medio debido a un índice de humedad más bajo que el año anterior, un indicativo muy importante para lograr un óptimo desarrollo de la raíz y de las partes verdes de la misma.

En este sentido, la apuesta por la I+D+i de Matarromera en la monitorización de sus viñedos, a través de sondas capacitivas que miden el contenido de la humedad del suelo y los tensiómetros que dan a conocer el esfuerzo que han de realizar las raíces para extraer del suelo la humedad, ha permitido en determinadas ocasiones tomar medidas de riego en momentos de carencia de agua. Como consecuencia de todas estas condiciones y los datos extraídos, fuentes de la empresa bodeguera afirman que el riesgo de enfermedades fúngicas de la planta es bajo y se prevé un estado fitosanitario óptimo de la vid. Por otra parte, también afirman que lo ideal para la planta sería que durante la noche las temperaturas fueran un poco más bajas y hubiera mayor diferencia de temperaturas entre el día y la noche.

El ciclo vegetativo de los viñedos de Grupo Matarromera se desarrolla a un ritmo adecuado e incluso ligeramente adelantado, acorde con las condiciones climáticas actuales. La apariencia del viñedo, con bayas en forma y tamaño guisante, hace prever una buena vendimia desde el punto de vista cualitativo y cuantitativo aunque hay que tener en cuenta que el periodo crítico para la planta va desde mediados de agosto hasta la vendimia, que se prevé a principios de octubre.

Las Marcas

Con una superficie de casi 100 hectáreas, esta parcela de la D.O. Rueda posee el viñedo en espaldera, de uvas de las variedades Verdejo, Viura, Gewürztraminer y Chardonnay. La textura del suelo es franco-arenosa y cuenta con una producción limitada de 10.000 kg. de uva por hectárea. Bodega Emina Rueda, ubicada en Medina del Campo, elabora hasta siete referencias distintas con las uvas de esta parcela.

El compromiso de Matarromera con la Sostenibilidad

El interés del grupo bodeguero en conocer al detalle y en cada momento las condiciones climáticas que afectan al viñedo a través de datos y estadísticas que obtiene con la estación meteorológica y otros instrumentos tecnológicos nació a raíz del proyecto Cénit Deméter en el que en el año 2008 comenzó a estudiar los efectos del cambio climático en los campos de la viticultura y de la enología el cambio climático y cómo afectaría este al viñedo, así como el participado una decena de los mayores expertos en el sector vitivinícola en España. Grupo Matarromera es uno de los exponentes del sector enológico a nivel nacional. En ese sentido ha sido la primera empresa vitivinícola en desarrollar un centro integrado de desarrollo sostenible, en calcular la huella de carbono para tres de sus vinos y ahora la primera en diseñar y comercializar vinos capaz de resistir el cambio climático. El programa global de Matarromera de eficiencia energética y respeto medioambiental se denomina “Matarromera Sostenible en Planeta Tierra”, un plan de acción sostenible galardonado en marzo pasado con el Premio Europeo de Medio Ambiente, sección española, de la Dirección General de Medio Ambiente de la Comisión Europea, otorgado por la Fundación Entorno y entregado por los Príncipes de Asturias.