Bodegas Pagos de Leza triunfa en el mercado internacional.

La calidad de sus vinos y el respeto al legado generacional que caracteriza a Bodegas Pagos de Leza son parte clave de su éxito en el mercado extranjero.

La ambición de Bodegas Pagos de Leza, bodega familiar cuyos vinos son referentes dentro y fuera del territorio nacional, ha propiciado que en menos de dos años su departamento de Exportación la haya posicionado en 11 países europeos y en China, el gran gigante asiático que concentra buena parte del mercado internacional. Con una previsión de resultados de cara a los próximos cinco años, Pagos de Leza continúa trabajando para introducir su gama de vinos, -Editor, Ángel Santamaría y P.Numbra-, en el continente americano y seguir cimentando una de las bases de su éxito.

Bodegas Pagos de Leza triunfa en el mercado internacional

Bodegas Pagos de Leza triunfa en el mercado internacional

La excelente gama de vinos y los valores que encarnan Bodegas Pagos de Leza, contribuyen a que su calidad sea estandarte en toda España y sus caldos no necesiten prácticamente carta de presentación. Referencia destacada dentro de la D.O.Ca Rioja y asentados plenamente en territorio nacional, cuentan con una presencia en continua evolución y crecimiento a nivel europeo. Con representación fuera del viejo continente, pueden constatar de su representación en China, país emergente a nivel vitivinícola, actualmente plagado de referencias de todas las denominaciones de origen y características, un dato que hace aporta más valor a la operación.

Son 11 los países que componen su importante lista de clientes en Europa, -Escocia, Francia, Polonia, Suecia, República Checa, Alemania, Bélgica, Holanda, Suiza, Irlanda y Bulgaria-, algo que constata que el mayor consumidor extranjero sigue siendo el propio continente. Pero Bodegas Pagos de Leza no se conforma y ya estudia la entrada en mercados potenciales como México, Panamá y Japón.

Bodegas Pagos de Leza triunfa en el mercado internacional

Bodegas Pagos de Leza triunfa en el mercado internacional

El departamento de Exportación de la Bodega, liderado por Ana Frías y con un corto bagaje que no llega a los dos años, destaca que “la meta es seguir creciendo. Los clientes extranjeros se van asentando, pero el reto es una carrera de fondo con una proyección a cinco años”. En la actualidad, este departamento coordina misiones comerciales y sinergias con empresas y asociaciones de cara a una promoción exterior conjunta.

Entre los rasgos más valorados de los vinos de Pagos de Leza fuera de España destaca principalmente su relación calidad-precio. Además, el valor implícito de sus caldos reside también en la importancia y el cariño que se le otorga a las generaciones anteriores de la familia Santamaría, traducida en el respeto por la tradición y las técnicas ancestrales que con el tiempo han dado lugar al éxito que ahora experimentan.

Bodegas Pagos de Leza triunfa en el mercado internacional

Bodegas Pagos de Leza triunfa en el mercado internacional

En términos de exportación, el sector vitivinícola encuentra el hándicap de la saturación en el mercado y en el mismo canal de consumo. Por eso, desde Pagos de Leza se potencia la respuesta al cliente, dado que se considera muy importante contar con una actitud proactiva en este sentido. En esta dinámica de ventas, en la que el cúmulo de referencias sigue siendo otro de los principales escollos, sólo la calidad puede ser determinante a la hora de cerrar operaciones; por eso Bodegas Pagos de Leza registra esfuerzos avalados por los resultados.

Pagos de Leza ‘Vino para sentir’. Tres palabras que definen la razón de ser de Pagos de Leza. Mucho más que una bodega que puede visitarse, un concepto global de enoturismo que entraña experiencia y sentidos, un lugar para expresar y compartir la pasión que siente el equipo, producto de cuatro generaciones de bodegueros, por el vino y por la tierra que lo ve nacer, Rioja Alavesa. Un proyecto que incluye bodega, viñedo experimental, restaurante, Wine bar y una cuidada selección de propuestas y experiencias para descubrir y compartir la cultura del vino.