Montesierra Blanco 2015. “El primero del año”.

Bodega Pirineos(Grupo Barbadillo) presenta el primer vino cosecha 2015 con DO Somontano. Un vino perfecto para los amantes del tapeo.

Bodega Pirineos (Grupo Barbadillo) ha lanzado su primer vino de la vendimia 2015, Montesierra Blanco 2015. Un vino de gran expresión, finura y belleza fruto de la combinación de cuatro claves esenciales: el clima, el suelo, la uva y el trabajo en bodega. Elementos que lo convierten en un vino aromático, fresco y de gran complejidad de matices.

A través de la salida al mercado de este Montesierra blanco 2015, primer vino cosecha 2015 de la DO Somontano, el consumidor ya puede disfrutar de esta añada que para Bodega Pirineos está considerada de una grandísima calidad.

Montesierra Blanco 2015 es el resultado de una gran interpretación enológica en la que se ha buscado reinventar la calidad de uno de los vinos más vendidos de esta bodega. Montesierra Blanco 2015 esta elaborado con las variedades de uva blanca más importantes del Somontano; Macabeo, Chardonnay y Gewürztráminer. El resultado, un vino en el que cada variedad aporta sus cualidades creando un producto único.

Imagen. Montesierra Blanco 2015. “El primero del año”.

Imagen. Montesierra Blanco 2015. “El primero del año”.

Según el enólogo de Bodegas Pirineos, Jesús Astrain, “embotellar un vino blanco el 30 de septiembre con uvas que han sido cortadas a finales del mes de agosto es un ejercicio de voluntad y de dominio de la técnica enológica. Todo debe ser perfecto para que en un plazo tan breve de tiempo podamos alumbrar un vino maravilloso, nítido, fino, elegante y expresivo, a través del cual podemos atisbar los encantos que nos esperan de esta nueva añada 2015. Esta cosecha reinventamos el Montesierra blanco. Con las mismas variedades y porcentajes que otros años –Chardonnay, Gewürztraminer y Macabeo- hemos diseñado un vino luminoso y fresco, con fruta nítida y limpia, matices cítricos y de hierbabuena junto con flores como el jazmín y notas de chocolate blanco con frutas blancas. Estilizamos el vino para sustentarlo mejor sobre los aromas, aumentando la finura e intensidad de la fruta, con un equilibrio en boca seductor”.

Este vino, mantiene su gran calidad a la perfección durante todo su tiempo de vida. Servido a unos 8º de temperatura es sensacional con quesos grasos, hojaldres de verdura y frituras de pescado. Está perfectamente diseñado para satisfacer a los amantes del tapeo.

Sobre Bodega Pirineos.

Fundadora del origen Somontano, y con el viñedo de secano más histórico, es el principal productor de las variedades autóctonas de uva Moristel y Parraleta. Sus marcas de vino (Montesierra, Pirineos, Señorío de lazán, Marbore y Alquezar) constituyen un amplio portfolio de primera calidad conseguido gracias la autenticidad de los cultivos y al privilegiado microclima del Somontano que permiten elaborar unos vinos técnicamente perfectos. En la actualidad Bodega Pirineos pertenece a Grupo Barbadillo y a la Cooperativa Comarcal de Somontano; dos colectivos que dotan a la bodega de una combinación única: la unión del mejor viñedo, los profesionales más expertos del Somontano y un potente grupo bodeguero.

Sobre Grupo Barbadillo.

Fundada en 1821 en Sanlúcar de Barrameda, Bodegas Barbadillo cumple una tradición centenaria como bodega 100% familiar productora de las denominaciones, Jerez-Xeres-Sherry, Brandy de Jerez, Vinagre de Jerez, Vinos de la Tierra de Cádiz y D.O. Manzanilla-Sanlúcar de Barrameda, que lidera con una cuota de existencias superior al 50%. Actualmente Barbadillo se ha convertido en un grupo de gran proyección internacional que, además de desarrollar nuevos productos dentro de su zona geográfica, ha incorporado bodegas en otras Denominaciones de Origen como Bodegas y Viñedos Vega Real en la D.O. Ribera de Duero y Bodega Pirineos en la D.O. Somontano. www.barbadillo.com