Un clásico de la Ribera del Duero: Pago de Carraovejas Crianza 2013.

Pago de Carraovejas Crianza 2013
Imagen. Pago de Carraovejas Crianza 2013

Pago de Carraovejas Crianza 2013 es la última añada que ha salido a la venta de este clásico de la Ribera del Duero. La vendimia del 2013 fue especialmente difícil debido a las lluvias que se produjeron en la mayor parte de nuestra geografía durante el mes de octubre. En el caso de Pago de Carraovejas la misma se inició el 14 de octubre y se prolongó durante 18 días. Hubo que hacer una exhaustiva selección en el viñedo y en la mesa de selección para asegurar un adecuado estado sanitario de la uva y un buen nivel de maduración debido a las abundantes precipitaciones.

Pago de Carraovejas Crianza 2013 tiene un elevado porcentaje de variedades foráneas –cabernet sauvignon y merlot- respecto a otros tintos de la Ribera del Duero, lo cual consideramos positivo porque le da una complejidad que no encontramos en otros tintos de la zona. Se llevó a cabo una vendimia manual, el fruto posteriormente realizó una maceración pre-fermentativa en cámara de frío. La fermentación alcohólica tuvo lugar con levaduras autóctonas. Realizó la oportuna fermentación maloláctica. La crianza tuvo lugar en barricas de grano extrafino de roble francés y americano.

Este vino ofrece buenas posibilidades de maridaje, es perfecto con las comidas típicas del invierno, la caza, los guisos, embutidos y con cualquier otro plato contundente.

Tipo de vino: Tinto con crianza.

Bodega: Pago de Carraovejas.

Región: D.O. Ribera del Duero (Castilla y León).

Variedades: 83% Tempranillo, 12% cabernet sauvignon y 5% merlot.

Fase visual: Rojo picota con ribete granate, brillante, de capa alta y lágrima abundante y densa que cae con lentitud.

Fase olfativa: Intensidad media-alta. Predomina con claridad la madera sobre la fruta. Aromas ahumados, hoja de tabaco, sotobosque, regaliz negro, fruta roja y negra, cítricos, notas lácticas, etc.

Fase gustativa: Pago de Carraovejas 2013 es un vino muy potente y que posee una gran concentración y volumen. Acidez correcta. Es un tinto goloso, con una correcta textura y algo de tanicidad, sin duda, le falta botella. Final amargo con notas de regaliz negro.

Puntuación: 89/100 (notable).