Pagos de Leza se vuelca con el enoturismo en época de vendimia. Noticias de vinos.

Visitas teatralizadas y un taller de vendimia nocturna con el que participar en la elaboración de una de las gamas de vinos son sus propuestas para los visitantes.

imagen bodegas pagos de leza. vendimia

imagen bodegas pagos de leza. vendimia

Se acerca la vendimia, el momento más especial para las zonas viticultoras y, cómo no, para las bodegas, que bullen de actividad con la recogida de la uva y el inicio del proceso de elaboración de sus vinos. Un momento único en que, gracias al desarrollo del enoturismo, ahora es posible participar. Es el caso de Bodegas Pagos de Leza, en Rioja Alavesa, que abre sus puertas durante los meses de septiembre y octubre y recibe a sus visitantes con originales actividades, entre ellas visitas teatralizadas para descubrir el origen del vino en la familia Santamaría y su elaboración en una zona mágica. Además, se podrá participar en una vendimia nocturna en la que se recolecta la uva para el vino Penumbra, uno de los más especiales de la bodega.

Con un ojo en el cielo y otro en la tierra, controlando la climatología que determinará la fase final de maduración de la uva, los viticultores y bodegueros comienzan a preparar la vendimia. Una época mágica hasta ahora inaccesible pero en la que ahora es posible participar gracias a la actividad enoturística de algunas bodegas. En Rioja Alavesa destaca Pagos de Leza, un proyecto integral ideado desde sus inicios con una clara vocación de mostrar su realidad que, en este momento único, ofrece varias actividades que permiten entrar en contacto, en primera persona y de forma directa, con la cultura del vino.

imagen bodegas pagos de leza. vendimia

imagen bodegas pagos de leza. vendimia

Así, los próximos 12 de septiembre y 3 de octubre tendrán lugar dos visitas teatralizadas para descubrir la bodega y sus instalaciones de una forma totalmente original. Dos entrañables personajes rescatados de la historia guiarán el recorrido mientras cuentan, de forma amena y diferente, la trayectoria de la bodega y la relación de la familia Santamaría con los vinos de Rioja Alavesa. La actividad empieza a las 13.00 horas y es apta para todo tipo de públicos, con un precio de 15 euros para adultos y 5 euros para niños de entre 7 y 12 años. La visita, además, puede incluir una comida tradicional con menú vasco-riojano en el Restaurante Ángel Santamaría de la bodega.

Más adelante, cuando los viñedos ya se tiñen de multitud de colores que van desde los ocres a los marrones, pasando por una infinidad de tonos rojizos, Pagos de Leza invita a participar en la vendimia nocturna. Una actividad exclusiva, en una única fecha (por confirmar en función de la maduración de la uva), en la que los afortunados participarán en la recogida de la uva con la que se elabora una de las gamas más especiales de la bodega: Penumbra. Así, ataviados con botas y equipados con linternas y útiles de vendimia, aprenderán a seleccionar y recolectar la uva y vivirán en primera persona el proceso desde el campo hasta la bodega, donde se selecciona y comienza el proceso de fermentación.

imagen bodegas pagos de leza. vendimia nocturna

imagen bodegas pagos de leza. vendimia nocturna

Una vez terminada, se disfrutará de un merecido descanso junto a una copa de Penumbra, que puede ser completado por una cena campestre en la que compartir impresiones y experiencias. La actividad tiene un precio de 15 euros por adulto y 55 con la cena incluida.

Bodegas Pagos de Leza.