La Rioja es la zona de producción del vino español con mayor tradición. Sus caldos son reconocidos internacionalmente desde hace décadas. La Denominación de Origen Controlada de La Rioja comprende territorio de cuatro comunidades autónomas: La Rioja, Castilla y León, País Vasco y Navarra. Son un total de 63.593 hectáreas de viñedos en las que confluyen influencias atlánticas y mediterráneas.

Un Rioja es el “prototipo” del vino español por excelencia. Hace unos años no recibieron la atención que merecían por parte de la crítica anglosajona y de la española, afortunadamente hoy vuelven a tener la relevancia de la que siempre habían gozado.

Hay tres subzonas que se diferencian en función de la climatología que predomina y del tipo de suelos:

  • Rioja Alta. En esta parte domina el clima atlántico frente al mediterráneo. Sus suelos son variados: arcilloso-calcáreos, arcillo-ferrosos y aluviales. Haro es el centro de esta subzona, la mayor de las tres.
  • Rioja Baja. Situada al sur de Logroño es una zona de suelos arcillo-ferrosos y aluviales en la que domina el clima mediterráneo.
  • Rioja Alavesa. Posee suelos arcilloso-calcáreos. Domina la climatología atlántica. Es la subzona más pequeña con poco más de 12.000 hectáreas. Laguardia es la población vinícola de referencia.

Uvas autorizadas:

               – Tintas: tempranillo, garnacha, graciano, mazuelo y maturana tinta.

               – Blancas: viura, malvasía, tempranillo blanco, maturana blanca, garnacha blanca, turruntés, verdejo, chardonnay y sauvignon blanc.

López de Heredia: emblema del Rioja

López de Heredia: emblema del Rioja

Tipos de vino:

  • Garantía de origen: Caldos en su primer o segundo año de envejecimiento. Incluye asimismo vinos que no cumplen los requisitos necesarios para ser Crianza, Reserva o Gran Reserva y tengan crianza en barrica.
  • Crianza: Vinos al menos en su tercer año que hayan permanecido doce meses como mínimo en barrica de roble. En vinos blancos el período mínimo de envejecimiento en barrica es de 6 meses.
  • Reserva: Crianza mínima entre barrica de roble y botella de tres años, de los cuales uno al menos en barrica. En los blancos la crianza es de 2 años, de ellos como mínimo 6 meses en barrica.
  • Gran Reserva: Vinos criados un mínimo de dos años en barrica de roble y tres años en botella. En los blancos la crianza es de 4 años, de los cuales 6 meses como mínimo pasan en barrica.

Bodegas de referencia:

No son sólo la referencia de la Denominación de Origen Calificada La Rioja, también lo son del vino español. Entre ellas podemos nombrar a Marqués de Murrieta, Muga, Compañía Vinícola del Norte de España, La Rioja Alta, López de Heredia Viña Tondonia, etc. También hay bodegas con menos historia pero que elaboran productos de la mayor calidad: Artadi, Fernando Remírez de Ganuza, Roda, Marqués de Vargas, Vinos de Benjamín Romeo, etc.

Al margen de las clasificaciones en nuestra opinión podemos afirmar que existen tres tipos de vino:

  • Vinos internacionales: También llamados de “autor” o de “alta expresión”,  intentan parecerse lo más posible al estilo internacional: alta extracción, grado alcohólico elevado, gran concentración y volumen, predominio de maderas nuevas en la crianza. Un ejemplo representativo de este estilo sería “El Puntido”.
  • Vinos eclécticos: Son vinos tradicionales que recogen algunas de las características del estilo internacional aunque sin perder la esencia riojana. Dentro de este tipo consideramos los “Torre Muga” y “Barón de Chirel”.
  • Vinos tradicionales: El “Rioja” por excelencia. Vino de prolongada estancia en barricas más o menos viejas de roble francés y americano, concentración media, volumen medio-alto y aromas predominantes a fruta roja. Marcas como “Viña Tondonia”, “La Rioja Alta”, “Marqués de Riscal” son una muestra de este estilo.

 

Vinos catados de la Rioja