La DO Terra Alta prevé una producción cercana a los 37 millones de kilos.

Las previsiones de la Denominación de Origen son muy similares a la media de las últimas campañas

La posible reducción de producción de garnachas no afectaría a la calidad, que se prevé buena

Se consolida en previsiones el importante peso de las garnachas, que ya en 2015 supuso la mitad de la producción total, y especialmente la blanca, emblema de esta DO.

La DO Terra Alta prevé una producción cercana a los 37 millones de kilos
La DO Terra Alta prevé una producción cercana a los 37 millones de kilos

La cosecha de la Denominación de Origen Terra Alta se prevé que produzca cerca de 37 millones de kilogramos de uva, una producción menor a la de 44 millones que se registró el año anterior, pero muy similar a la media de los últimos años. Previsiblemente será una añada con menos cantidad por lo que respecta a las garnachas (blanca, peluda o negra), debido a una abundante floración y problemas con el cuajado. Sin embargo, la posible reducción de producción de garnachas no afectará a la calidad, que se prevé buena. Con todo, es probable que el aumento en las plantaciones de garnacha jóvenes pueda minimizar esta posible bajada de la producción. Respecto al resto de variedades, se espera que la cantidad sea prácticamente la misma que la del año pasado, pero con menos rendimiento en mosto debido a la sequía.

Si bien se trata de una previsión que depende mucho de la climatología del mes de agosto, cabe destacar la buena calidad que se espera en los mostos blancos. Para los negros se espera una maduración muy correcta que garantice también una buena calidad.

Garnacha, la mitad de la producción

Con la vendimia de este año, la DO Terra Alta consolidará la garnacha como la variedad dominante, que ya en 2015 supuso la mitad de la cosecha (22 millones de kilos), repartida a partes iguales entre blanca y negra. Los datos reafirman la apuesta de los productores por el hecho diferencial de esta DO: la garnacha, y especialmente la garnacha blanca. La DO Terra Alta cuenta con un distintivo específico, Terra Alta, Garnacha blanca 100%, y es que en la comarca se produce el 90% de la garnacha blanca catalana, el 75% de la española y el 33% de la mundial.