Segunda “ Vendimia Solidaria ” de Abadía Retuerta Los fondos recaudados este año van destinados a la Fundación Red Íncola.

Sale al mercado la nueva edición del vino benéfico “ Vendimia Solidaria ” de la bodega de Sardón de Duero.

Red Íncola durante la vendimia de 2015

Red Íncola durante la vendimia de 2015

La bodega Abadía Retuerta presenta la segunda edición de su vino “ Vendimia Solidaria ”, una iniciativa con fines sociales que persigue la elaboración y posterior venta de un vino cuyos fondos recaudados vayan destinados a ayudar a diferentes colectivos en situación de desigualdad cada año. En esta ocasión Red Íncola, organización sin ánimo de lucro traducidas en un programa de becas al estudio. Así, Red Íncola otorgará un total de 45 becas de 600€ en material escolar a las familias cuyos hijos estén cursando algún tipo de estudio -educación infantil, primaria, secundaria, bachillerato y ciclos formativos-, teniendo en cuenta sus ingresos, su situación familiar, la discapacidad de algún miembro de la familia y los resultados académicos del curso anterior. Además, fueron 10 mujeres integrantes de esta asociación (sus nombres aparecen en la contraetiqueta de la botella), las contratadas para recolectar las uvas destinadas a la elaboración de este vino.

vino Vendimia Solidaria abadia retuerta

Vino “ Vendimia Solidaria ”

“Esta iniciativa nació durante la vendimia 2014 con el propósito de cumplir, de una forma continuada, el sueño de mejorar la vida de los más desfavorecidos. Año tras año los fondos recaudados con la venta de este vino irán destinados a un colectivo social distinto, gestionados por una entidad sin ánimo de lucro”, explica el director de Abadia Retuerta, Enrique Valero. Red Íncola centrada en la ayuda a la población de origen inmigrante con escasez de recursos, ha sido la elegida para gestionar estas ayudas

El vino “ Vendimia Solidaria ”

La bodega Abadía Retuerta aporta a este proyecto un pedacito de su terruño: un vino tinto del 2015 elaborado con uva de Tempranillo de la parcela Pico del Moro de la propia finca y vinificado mediante maceración carbónica, que nace bajo el nombre de “ Vendimia Solidaria ”. Un vino joven y sin madera, del que solamente se han producido 1.500 botellas.

Abadía Retuerta reafirma su compromiso con la realidad social y con su entorno. Por este motivo ha desarrollado un vino capaz de hacernos pensar, al adquirirlo, que con una pequeña aportación se podrá ayudar a la inclusión social de determinados grupos en riesgo, facilitándoles el acceso a empleo y, por tanto, la oportunidad de integrarse plenamente en la sociedad.

El proyecto cuenta de nuevo con la colaboración de la agencia de diseño European Projects Addison, responsable del diseño de las cápsulas, la etiqueta y la contraetiqueta de la botella, que lleva impreso el mensaje “Conectando personas, creando oportunidades”. Además de otras empresas, que en esta edición, se han sumado a la iniciativa como Gruart La Mancha (corchos); Ramondin (cápsulas); Fadrique (estuches); ANMAVI-Grupo Biolid (etiquetas y contraetiquetas); una compañía de botellas y el estudio fotográfico Miguel Díez.

*Producto sólo a la venta desde el mes de mayo en la tienda online de la bodega y en el Club The Craft de Madrid: 10 euros.

La bodega Abadía Retuerta (Sardón de Duero, Valladolid) elabora vinos desde 1996, pero ya en 1991 se plantó el primer viñedo, cuyos orígenes se remontan al siglo XII. La finca ocupa una superficie de 700 hectáreas, de las cuales sólo se han plantado de viña los mejores terroirs (suelos) distribuidos en pequeñas parcelas o pagos. Se han identificado un total de 54 pequeños pagos de características muy diferenciadas entre las que destaca la composición del suelo donde crece la viña. Cada uno está plantado con una única variedad. En total hay un 70% de Tempranillo, 10% de Cabernet Sauvignon y 10% de Syrah; el 10% restante se divide entre Merlot, Petit Verdot y algunas variedades de blanco que hasta la añada 2011 se elaboraban sólo de forma experimental.

La bodega, concebida y diseñada por el enólogo francés Pascal Delbeck, y consolidada por el actual viticultor y enólogo Ángel Anocíbar, es una de las más innovadoras y tecnológicamente avanzadas de Europa. Fue de las primeras instalaciones en España en apostar por el movimiento del vino sólo por gravedad, destacando su sistema de depósitos elevados con grúas o un sistema patentado propio para la extracción del vino.

Los orígenes de la Red Íncola se remontan a finales de los años 90, con la llegada masiva de inmigrantes a Valladolid. La situación de precariedad en la que venían muchos de ellos y la falta de una respuesta institucional específica hacia este colectivo, propició que un numeroso grupo de personas, inicialmente vinculadas a entidades religiosas, se organizase para ofrecer a los inmigrantes una acogida, orientación y atención digna. Pronto otras muchas personas e instituciones unieron sus fuerzas, se organizaron y elaboraron proyectos cada vez más completos e integrales para que los inmigrantes pudiesen encontrar respuesta a sus necesidades.

La evolución de esta primera estructura informal, dio lugar en mayo de 2006 a la Asociación Red Íncola con el objetivo de atender a la población inmigrante más vulnerable. En el año 2008 se abrió la oficina de acogida en el centro de la ciudad. En su proceso de crecimiento continuo, en el año 2011 se constituyó la Fundación Red Íncola, que coexiste junto la Asociación, para poder impulsar la actividad en nuevos ámbitos, y proporcionar mayor fortaleza a la entidad.