El catedrático Vicente Sotés, nombrado vicepresidente de la Organización Internacional de la Viña y el Vino (OIV).

Vicente Sotés, miembro del Comité Asesor de la FEV, ocupará también la presidencia del Comité Científico Técnico en la organización intergubernamental.

Por su parte, el secretario general de la FEV, Pau Roca, ha sido nombrado vicepresidente del nuevo grupo de expertos de desarrollo sostenible y cambio climático (ENVIRO)

El catedrático de Viticultura de la Universidad Politécnica de Madrid y miembro del Comité Asesor de la Federación Española del Vino (FEV), Vicente Sotés, ha sido recientemente nombrado como nuevo vicepresidente de la Organización Internacional de la Viña y el Vino (OIV), cargo que va aparejado a su elección como presidente del Comité Científico Técnico (CST) en dicha organización.
Por su parte, el secretario general de la FEV, Pau Roca, ha sido designado vicepresidente del nuevo grupo de expertos ‘ENVIRO’ que ha puesto en marcha la OIV en sus reuniones del mes de abril para ocuparse de manera multidisciplinar de las problemáticas en materia de desarrollo sostenible y de cambio climático en el sector vitivinícola, con el fin de elaborar un enfoque global y coherente.

Vicente Sotés
Vicente Sotés, nombrado vicepresidente de la (OIV)

De este modo, se refuerza el papel de la delegación española y su presencia en puestos de relevancia en la OIV, la organización intergubernamental, de referencia técnica y científica para el conjunto del sector vitivinícola. Sus 46 estados miembros representan más del 85% de la producción mundial de vino y cerca del 80 % del consumo mundial. Además participan 10 organizaciones internacionales como observadoras.
En un contexto cada vez más globalizado, la OIV define las características de los productos vitivinícolas y sus especificaciones, participa en la armonización de las normas internacionales y contribuye a la promoción de las buenas prácticas de elaboración y de comercialización reglamentarias y a la integridad y perennidad de los diferentes productos vitícolas en el mercado mundial.

Las resoluciones son aprobadas por consenso de todos los Estados miembro y frecuentemente recogidas en las reglamentaciones nacionales, regionales (UE, Mercosur,..) o en el Codex Alimentarius. Las recomendaciones elaboradas se basan en las bases científicas analizadas por el trabajo de un millar de expertos designados por los Estados miembro que se reúnen regularmente en el seno de las estructuras científicas