Vino y chocolate: un maridaje delicioso de la mano de Pagos de Leza.

El próximo 10 de febrero, a las 20.30 horas, la Bodega ofrece una cata maridada ” Vino y chocolate ” con los exquisitos chocolates de Pastelería Viena en ‘Las Catas del Victoria’, en Logroño.

El espacio gastronómico Victoria, en Logroño, se viste de largo para recibir, en sus citas semanales con los mejores productos gourmet, los vinos de Bodegas Pagos de Leza. Para realzar el sabor y matices únicos de estos vinos procedentes de Rioja Alavesa, la cata contará con un maridaje muy especial: los chocolates de Pastelería Viena, toda una institución en la capital de La Rioja.

Conscientes de que no hay mejor manera que la experiencia personal para enamorarse de un vino, Bodegas Pagos de Leza realiza una nueva actividad de cata de algunas de sus principales referencias. La ciudad de Logroño, a no más de 15 minutos en coche de las Bodegas, y la Cafetería Victoria son, en esta ocasión, los anfitriones. La cita será el próximo miércoles, 10 de febrero, a las 20.30 horas, en las ya afamadas ‘Catas del Victoria’ que reúnen semanalmente a los aficionados a descubrir los sabores más selectos en productos gastronómicos y vinos, entre otros.

Imagen. Vino y chocolate: un maridaje delicioso de la mano de Pagos de Leza
Imagen. Vino y chocolate: un maridaje delicioso de la mano de Pagos de Leza

Para realzar aún más el sabor de los vinos de Pagos de Leza -de los que se catarán las referencias P.Numbra tinto, Ángel Santamaría Tinto Reserva y Ángel Santamaría Blanco crianza- se propondrá un suculento maridaje, en este caso con los chocolates de Pastelería Viena, de Logroño.

La Directora de Exportación de Pagos de Leza, Ana Frías, y el pastelero Juan Ángel Rodrigálvarez (Premio Nacional de Gastronomía 2010) serán los encargados de conducir el evento, todo un regalo para los sentidos. Para asistir a la cata, que tiene un precio de 20 euros por persona y plazas limitadas, debe realizarse la reserva en la Cafetería Victoria, en la Calle Víctor Pradera, 3, de Logroño.

Una experiencia única para conocer de cerca los vinos de Pagos de Leza que, desde su ubicación en la localidad de Leza, junto a Laguardia (Rioja Alavesa), propone un concepto único de bodega, fruto de un innovador y vanguardista proyecto arquitectónico, conjugado con la calidez y cercanía de una familia cuya cuarta generación continúa al frente del negocio, elaborando sus vinos a partir de viñedos seleccionados, a través de los que proyecta el legado y el buen hacer de los bodegueros de la comarca.

Pagos de Leza

‘Vino para sentir’. Tres palabras que definen la razón de ser de Pagos de Leza. Mucho más que una bodega que puede visitarse, un concepto global de enoturismo que entraña experiencia y sentidos, un lugar para expresar y compartir la pasión que siente el equipo, producto de cuatro generaciones de bodegueros, por el vino y por la tierra que lo ve nacer, Rioja Alavesa. Un proyecto que incluye bodega, viñedo experimental, restaurante, Wine bar y una cuidada selección de propuestas y experiencias para descubrir y compartir la cultura del vino.