El presidente de Castilla-La Mancha visita la Bodega Iniesta.