¿Fuego? No Thanks, de la bodega jerezana Sánchez Romate