Mercado canadiense apuesta por el Lagar de Isilla.