Rioja toca las palmas: razón, corazón y ser, llega a Santander.