Utiel-Requena y Alicante defenderan su integridad en el Supremo.