VÍVID llega a su ecuador con propuestas como Viñas y dólmenes.