VINOS DIFERENTES

Catas de Vino

Asvasu cata 80 vinos Utiel-Requena

La Asociación Valenciana de Sumilleres “Asvasu”. ASVASU pone en marcha la primera edición de los ‘Premios Distinguidos Utiel-Requena’ Un comité…

Catas de Vino

Si tú eres un amante del vino, lo más seguro es que estés familiarizado o hayas escuchado una de sus actividades primordiales, que son las catas de vino.

Prácticamente en todas las bodegas existentes, incluyen catas dentro de sus actividades, ya sea para personas expertas en el tema, como para aquellas iniciadas en el mundo del vino.

Hay que dejar atrás esa idea, de que este tipo de actividades es exclusivo para los profesionales, puesto que el vino está a disposición de todos para ser disfrutado por igual.

El hecho de catar un vino, es someterlo a cada uno de los sentidos, particularmente el gusto y olfato, determinando así su calidad. Aunque obviamente, también influye el tacto, la vista e incluso el oído.

¿Qué tipo de catas existen?

Es importante aclarar que no existe solo un tipo de catas y que no todas tienen el mismo modo de proceder. Por ello, podemos diferenciar 3 modalidades:

¿En qué consiste la cata de vino?

El objetivo fundamental de las catas de vino, es analizarlo de forma sensorial, explorando de esta manera sus características y propiedades en cualquiera de sus niveles, ya sea olfativo, visual y gustativo.

Consiste en aprender las diferentes cualidades, al mismo tiempo en que es degustado el vino. No debe influir cualquier elemento externo, que pueda ocasionar la distorsión de la apreciación del catador.

La cata debe de ser realizada en un sitio que disponga de buena luz y carezca de olores, además debe poseer ventilación y estar a temperatura media. Se deben utilizar copas transparentes, evitando confundir al catador al momento de la apreciación del color y brillo de la bebida.

Fase visual

Cuando se descorcha el vino, lo primero a realizar es oler el corcho. Ya que esto puede aportar algunas pistas, respecto al estado del vino a probarse.

Luego se agarra la copa por la base o el tallo y es inclinada unos 45º sobre una superficie o fondo de color blanco, para observar el color y brillo.

En caso de poder ver a través del vino, se puede decir que es de capa baja, pero si no se puede observar detrás de la copa, será de capa alta.

En cuanto a la información de la edad, será dada por el color. Si es brillante y de un tono cereza, será un vino joven, y si es grande, seguramente se ve envejecido con crianza.

Fase olfativa

Aquí se procede a oler el vino, para ello se debe acercar la nariz a la copa y apreciar los olores primarios, que son propios del tipo de uva.

Luego, se mueve sutilmente la copa y se olfatea nuevamente para inhalar los olores secundarios, que son originados por la fermentación.

Por último, se agita nuevamente y distinguen olores terciarios, que son los que se dan durante la crianza del vino.

Fase gustativa

En este momento es cuando se prueba el vino, pero solo con un pequeño sorbo. Para degustarlo, se debe pasar de un lado al otro de la lengua, apreciando los 4 sabores básicos.

En caso de que se consiga un equilibrio perfecto entre los 4 sabores, se puede decir que el vino es redondo.

Luego se determina la textura, es decir la suavidad, rugosidad, untuosidad, astringencia y demás.

Finalmente, se indicará que sensación ha dejado el vino, haciendo referencia de la duración de la misma.

Es muy importante que sepas que el vino no debe tragarse, debido a que el catador puede embriagarse si el alcohol pasa a la sangre.

Salir de la versión móvil