Un vino tinto de la Rioja con un toque moderno.

Vino tinto, Marqués de Murrieta Reserva 2014.

Vino tinto, Marqués de Murrieta Reserva 2014.

Vino Marqués de Murrieta Reserva.

Marqués de Murrieta Reserva 2014 es un vino tinto de la DOCa Rioja. La uva procede de un viñedo de su propiedad, Finca de Ygay, con una superficie de 300 hectáreas, de la Rioja Alta, a una altitud de entre 320 metros y 485 metros.

Vinificación de Marqués de Murrieta Reserva 2014.

Se realiza una vendimia Manual, del 30 de septiembre al 18 de octubre de 2014. Luego se procede al despalillado y estrujado suavemente de los racimos. La fermentación de las variedades ser realiza por separado en depósitos de acero inoxidable, controlando la temperatura.

El encubado dura 8 días durante los cuales se realizan remontados y también bazuqueos. Como consecuencia de ello se favorece el contacto del mosto con los hollejos y así se provoca una lenta y natural extracción de aromas y también de los polifenoles.

Después de la fermentación las partes sólidas de la uva pasa a las prensas verticales, donde son prensadas mediante un proceso suave y lento. El que favorece la extracción del color, además de los taninos maduros que residen en el hollejo.

La crianza del vino tinto Marqués de Murrieta Reserva 2014 se realiza durante 19 meses en barricas de roble americano de 225 litros de capacidad.

Ficha de cata de Marqués de Murrieta Reserva 2014.

Vino tinto, Marqués de Murrieta Reserva 2014.

Vino tinto, Marqués de Murrieta Reserva 2014.

Tipo de vino: Tinto con crianza.

Bodega: Marqués de Murrieta.

Región: DOCa La Rioja.

Variedades: 84% Tempranillo, 9% Graciano, 5% Mazuelo, 2% Garnacha.

Vista: Rojo picota brillante. Capa alta, además de lágrima abundante, además de densa.

Nariz: Presenta una intensidad media-alta. Integro, con un buen balance entre las notas de la crianza y las de la fruta. Aromas a frutas rojas, notas florales, especias dulces y también tostados.

Boca: Marqués de Murrieta Reserva 2014 es un vino concentrado, complejo. Equilibrado, suave y también sabroso. Taninos maduros, muy bien integrados con la fruta. Especiado, tostado. Buena longitud que le aporta su acidez, además de un agradable posgusto frutal.

Maridaje: Foie, pescado blanco, carnes rojas además de quesos curados y cremosos.

Temperatura de servicio: Entre 16º y 18º.

Puntuación: 93/100 (sobresaliente).