Pago de Carraovejas 2015, es un vino perfecto para disfrutar siempre.

Pago de Carraovejas 2015

DO Ribera del Duero. Pago de Carraovejas 2015.

Pago de Carraovejas 2015.

Vino tinto Pago de Carraovejas 2015 de Bodega Pago de Carraovejas. Se elabora con uvas cultivadas en los viñedos del valle del río Botijas, plantados entre 1988 y 2011. La vendimia se inició el 24 de septiembre y finalizó el 15 de octubre.

Información general de Pago de Carraovejas 2015.

Pago de Carraovejas 2015 tiene un elevado porcentaje de variedades foráneas. Cabernet Sauvignon y merlot- respecto a otros tintos de la DO Ribera del Duero. Lo cual consideramos positivo porque le da una complejidad que no encontramos en otros tintos de la zona. Primero se llevó a cabo una vendimia manual en la viña. Donde se seleccionaron los racimos y finalmete otra segunda selección en la bodega. El fruto posteriormente realizó una maceración pre-fermentativa en cámara de frío. La fermentación alcohólica tuvo lugar con levaduras autóctonas. Realizó la oportuna fermentación maloláctica. La crianza tuvo lugar en barricas de grano extrafino de roble francés y americano.

Ficha de cata vino Pago Carraovejas.

Tipo de vino: Tinto con crianza.

Bodega: Pago de Carraovejas.

Región: D.O. Ribera del Duero (Castilla y León).

Variedades: Tinto Fino (Tempranillo) 90%, Cabernet sauvignon 6% y también Merlot 5%.

Fase visual: Rojo picota con ribete granate, brillante, de capa alta y lágrima abundante y densa que cae con lentitud.

Fase olfativa: Intensidad media-alta. Fruta roja, madura. Aromas ahumados además de notas lácticas. Apreciamos también toques de vainillas de su crianza en barricas de roble.

Fase gustativa: Pago de Carraovejas 2015 es un vino muy potente. Posee una gran concentración, además de volumen. Acidez correcta. De hecho es un tinto goloso, con una correcta textura y algo de tanicidad. Final largo con notas de fruta roja y también matices florales.

Maridaje: Como consecuencia el vino Pago de Carraovejas 2015 es perfecto con las comidas típicas del invierno. Caza, guisos, cochinillo, cordero, embutidos, queso curado y también cualquier otro plato contundente.

Puntuación: 92/100 (sobresaliente).