Las variedades ancestrales revolucionarán el vino español.

50 variedades prefiloxéricas.

Las variedades ancestrales recuperadas por la Familia Torres revolucionarán el vino español, según los Masters of Wine

Andreas Kubach MW y Fernando Mora MW avalan el proyecto. Se han identificado unas 50 variedades prefiloxéricas en 30 años.

Los Masters of Wine españoles Andreas Kubach y Fernando Mora ven en las variedades ancestrales que ha conseguido recuperar la Familia Torres una excelente oportunidad para dotar al vino español de personalidad e identidad propias y también para afrontar el cambio climático.

Miquel Torres, director general de Familia Torres y quinta generación; Andreas Kubach MW; Fernando Mora

Miquel Torres, director general de Familia Torres y quinta generación; Andreas Kubach MW; Fernando Mora

Así de convencidos se han mostrado estos dos expertos en vino. Poseedores del máximo reconocimiento a nivel mundial. Al catar las cinco variedades pre-filoxéricas con mayor potencial enológico. De entre las cincuenta cepas recuperadas a día de hoy. En una cata celebrada el lunes, 6 de mayo, en el Salón de Gourmets de Madrid.

Los Masters of Wine españoles Andreas Kubach y Fernando Mora.

En momentos de estandarización, encontrar estas joyas enológicas es maravilloso”, afirmó Fernando Mora, “y también lo es pensar que estamos ante una pequeña muestra de toda la riqueza vitícola que tenemos en nuestro país a la espera de ser redescubierta”.

Para Andreas Kubach, “estas variedades darán de qué hablar ya que sus vinos tienen mucha personalidad, son reconocibles y vinculados a un territorio”. Y añadió “Será un gran éxito si, además de adaptarse al cambio climático, estos vinos son capaces de trasladar toda esta singularidad a la copa”.

Proyecto de recuperación de variedades ancestrales.

Este apasionante proyecto, largo y costoso, contribuye sin duda a recuperar el patrimonio vitícola español. Lo inició la Familia Torres a principios de los años ochenta en Catalunya.

Cata de variedades ancestrales en el Salón Gourmets.

Cata de variedades ancestrales en el Salón Gourmets.

En los últimos años lo está extendiendo a otras zonas vinícolas y compartiendo con otros viticultores. “Empezó como algo filantrópico, no nos habíamos planteado hacer vinos hasta que fuimos conscientes del verdadero potencial enológico de algunas de estas variedades ancestrales y del valor diferencial que podrían aportar al territorio”, señaló Miguel Torres Maczassek, miembro de la quinta generación. “Pero no por ser ancestral, es interesante. Solo nos hemos focalizado en aquellas que realmente sobresalen a nivel enológico y que son capaces de hacer frente a los problemas que conlleva el cambio climático”.

Vinos experimentales.

Kubach y Mora expresaron su admiración por el proyecto. También por los vinos experimentales elaborados a partir de las variedades ancestrales, bautizadas con el nombre de Forcada, Pirene, Gonfaus, Moneu y Querol. En referencia al lugar donde se encontraron.

De todas ellas, les sorprendió especialmente su frescura y potencia aromática. “La acidez es la columna vertebral de estos vinos”. Comentó Kubach, de los que también destacó “su elegancia, equilibrio y el que sean tan bebibles”.

Cata de variedades ancestrales en el Salón Gourmets.

Cata de variedades ancestrales en el Salón Gourmets.

Fernando Mora los calificó de “honestos”. Ya que conseguir, según él, “estos niveles de acideces de manera natural es algo realmente sorprendente y hay que defender la diversidad y honestidad en el mundo del vino”. “Con este proyecto, volvemos al pasado mirando al futuro, conservamos el conocimiento de nuestros antepasados pero utilizamos al mismo tiempo técnicas modernas”, comentó Mora.

Sergi Castro sommelier de Familia Torres.

El sommelier de Familia Torres, Sergi Castro. Explicó que son variedades de ciclo largo. Que mantienen una acidez elevada y también un nivel de alcohol moderado, “a pesar de ser vendimiadas, muchas de ellas, a mediados de octubre. Lo que es casi una proeza”. Estas son las particularidades que las hacen especialmente interesantes de cara al cambio climático. Que es el mayor reto al que se enfrenta hoy la viticultura y también el sector del vino en general.

Como viticultores y bodegueros tenemos la obligación de adaptarnos al cambio climático. Pero también tenemos la oportunidad de ser activos y también hacer las cosas bien. Recuperando la riqueza y singularidad. Para posicionar el vino español entre los mejores del mundo”, sentenció Miguel Torres.

Grans Muralles 2010.

La cata, con un centenar de asistentes, finalizó con Grans Muralles 2010. El primer exponente del proyecto de recuperación de variedades ancestrales de la Familia Torres. Al integrar en su cupaje de variedades autóctonas catalanas dos cepas ancestrales. Este vino de la DO Conca de Barberà ha conseguido, además, 99 puntos sobre 100 en la edición 2018 de la Guía de Vinos Gourmets, la máxima puntuación.

Master of Wine en 2017.

Andreas Kubach, de origen alemán. Gestor de viñedos y bodegas al frente de su compañía con sede en Madrid Península Vinicultores. Fernando Mora, productor de vino y creador de Bodegas Frontonio en VT Valdejalón (Aragón) y Cuevas de Arom en Campo de Borja.

Ambos fueron nombrados Master of Wine en 2017. El Master of Wine es el título que representa el máximo conocimiento y excelencia en el mundo del vino. Incluyendo la visión estratégica del modelo de negocio, además de la habilidad de transmitir este conocimiento con claridad.

Hay 369 Master of Wine en todo el mundo, trabajando en 29 países. En España, solo son 4 los que poseen este reconocimiento: Pedro Ballesteros, Andreas Kubach, Fernando Mora y Norrel Robertson.