Viñedos en otoño. Un goce estético incomparable.